Facturación

Dirección de Facturación. Concepto y compras por Internet

dirección de facturación

Al realizar compras en Internet es posible con que te sea solicitado que facilites una dirección de facturación. Es probable que no estés familiarizado con este término. Por ende, tal vez  tengas miedo de entregar tus datos. En los párrafos que desarrollamos en el presente post vamos a darte algunos datos para que te sientas seguro a la hora de hacer este tipo de operaciones mercantiles.

Comprar en línea es fácil, pero muchas personas están cada vez más preocupadas por su seguridad financiera. Son más los beneficios de usarla que los contra por ello a continuación te explicaremos en qué consiste y como utilizarlo. Por ello, te explicamos los detalles ¡Presta atención!

¿Qué es una dirección de facturación?

Vamos a responder esta pregunta. Sucede que una dirección de facturación es aquella asociada a la tarjeta de crédito la cual se utiliza para verificar la información del cliente. Estase usa por seguridad tanto de la persona como del banco para evitar fraudes. La misma indica el sito donde se reside, se tiene una oficina o es donde está ubicado el lugar donde trabaja el cliente. Todo depende de cual dirección se prefiera utilizar. La dirección debe coincidir con la dirección que la compañía de la tarjeta de crédito tiene en sus registros. ¡Esto es algo esencial e infaltable!

Comúnmente, las compañías mensualmente enviaban a sus clientes al final de cada mes un resumen, o listado, con los gastos que se generaron con el uso de la tarjeta. De allí el uso de la dirección; puesto que también servía como una forma de comprobar cómo se puede contactar con el cliente. Si eres una persona que posee una pequeña empresa, en la mayoría de los casos, la dirección comercial y la dirección de facturación son las mismas. No obstante, en ciertas y determinadas circunstancias estas direcciones pueden ser distintas.  Empero, para ser honestos no es lo que suele ocurrir ni lo que se estila.

Hoy en día es prácticamente imposible realizar una compra sin que se indique cual es esa dirección. Esta es una manera con la cual el vendedor puede confiar en venderle a su cliente. El riesgo de fraude no es la única preocupación, también está el riesgo de pérdidas a causa de clientes que dejen de hacer una compra. El código postal debe coincidir con la tarjeta al igual que el número de teléfono fijo. Puede que debas de aclarar si es tu residencia aunque no siempre es necesario hacerlo. En dado caso, la dirección se ha tornado en una información indispensable en el comercio online.

dirección de facturación

¿Qué usos tiene?

Es la que está conectada a una forma de pago específica, que suele ser una tarjeta de crédito o débito. Las empresas la utilizan para verificar el uso autorizado de dicha tarjeta. También; es donde las empresas envían facturas en papel y extractos bancarios. Estos datos deben coincidir con lo que el banco emisor de la tarjeta tiene en su base de datos. Cuando el titular tiene alguna mudanza, por ejemplo, debe comunicarse con el banco directamente para actualizar sus datos. Es necesario para que pueda utilizar su tarjeta.  ¡De lo contrario no puede usarla!

Cuando la dirección es diferente a la dirección de envío al momento de realizar una compra; puede ser necesaria una verificación adicional del pedido  para validar el pedido. Demostrar la autenticidad de los datos es necesario para poder limitar la acción de cualquier tipo de fraude. Algunos vendedores impondrán un nivel de seguridad más alto en la verificación de identidad. Esto puede variar según el costo del artículo en cuestión, el dispositivo que se utiliza para realizar la compra y el historial del cliente.

Muchas personas utilizan tarjetas de débito prepagas anónimas. Además; no dan su nombre real, dirección, fecha de nacimiento u otra información personal. Cuando una compra hecha en línea; debe ser enviada entonces prefieren utilizar una oficina de correos en vez de facilitar la dirección de su casa. Se recomienda que en caso de estar solicitando de un servicio o con fines legales, obviamente necesitarás usar una dirección real. Sin embargo, para los servicios que no lo necesitan o que por formalidad solo necesitan una dirección puedes hacerlo.

¿Qué datos debe incluir?

Es importante saber cuáles son estos datos, ya que mucha gente se equivoca al transcribirlos. La factura debe hablar por el cliente, si éste no puede identificar de manera clara para qué se le está cobrando es muy probable que no tenga legitimidad. Siempre hay que verificar dos veces los errores tipográficos, gramaticales o computacionales, ya que crean problemas a futuro. Es importante aclarar que la solicitud de una dirección fiscal solo ocurre en caso de utilizar como medio de pago una tarjeta de crédito.

Esta dirección debe incluir un nombre de inmueble, numero de piso (en caso de ser necesario), numero o nombre de calle así como el número de servicio postal. Desde luego que debe incluir el nombre de la población o ciudad, localidad o estado y el país. Estos datos deben de ser proporcionados de manera que sean iguales al registro que posee el banco

Normalmente, en cada país hay un ente gubernamental que se encarga de tener un registro relacionado con las direcciones fiscales que son la forma autorizado, confiable y actualizado disponible. Se puede usar como referencia, demostrando si una dirección es real o no. Ya sea que se trate de una casa a la que se acaba de mudar la gente o de un negocio que acaba de abrir, la documentación debe hacerse para que esa dirección “exista” en la base de datos.

dirección de facturación

¿Qué otros datos son necesarios para que la factura tenga legitimidad?

Éste debe contener todos los detalles sobre la compañía emisora del documento como lo es el logotipo de la compañía, detalles de contacto, información de pago, etc. Si su empresa tiene un estatus legal específico, entonces debe incluir la información relacionada a su jurisdicción como la dirección oficial y un número de registro. También debe incluir la fecha de emisión, la fecha de la factura, los términos de venta, la moneda y el número de pedido.

De forma detallada debe describir claramente lo que está cobrando: nombre, descripción del producto o servicio, cantidad, precio unitario, descuento (generalmente dado como un porcentaje), impuestos y el monto total cargado.

Muchas veces al escribir una factura hay un amplio margen de error. Por lo tanto, siempre es una buena idea intentar usar una herramienta de facturación profesional que sea de tu preferencia. Esto no solo lo ayudará a crear facturas a prueba de errores en segundos, sino que también lo ayudará a mantener todo organizado en un lugar central. De esa manera, puedes tener ordenado el tema de tus facturas y de tu correcta dirección de facturación.

Dejar un comentario