Facturación

¿Qué es una tarjeta revolving?

tarjetas revolving

Un nuevo tipo de tarjeta de crédito son las llamadas tarjetas revolving, las cuales son un instrumento de pago que ha atraído a múltiples clientes en los últimos años. La facilidad de compra que estas promueven es que es posible aplazar cualquier transacción que se realice. Estas tarjetas se caracterizan en que poseen un límite de crédito previamente establecido, del cual se puede disponer, en cada cargo o compra que se cargue a la tarjeta, y se irá disminuyendo el límite. Estas tarjetas permiten realizar pagos a plazos, de esta forma se va realizando los pagos, mientras el dinero vuelve a estar disponible para que el dueño de la tarjeta pueda de nuevo usarla.

Además, cada cliente puede decidir cuál es el importe que quiere pagar. Por, ello permitir que elija entre el pago total o aplazado, lo que hace muy atractivo adquirir una de estas tarjetas. Sin embargo, se recomienda realizar todas las preguntas necesarias en relación a la amortización de la deuda antes de tomar una decisión. Algunos usuarios han indicado que la utilización de esta tarjeta les ha proporcionado algunas experiencias negativas. Es  por ello que ha continuación explicaremos cuáles son las características, formas de uso y finalmente aclarar hemos cuáles son las ventajas y desventajas de las tarjetas revolving.

¿Cómo funcionan?

Las tarjetas revolving, a diferencia de las de crédito, permiten realizar compras por un período de un mes; siempre y cuando los gastos estén dentro de un límite máximo, pero es posible pagar ese monto de forma fraccionada. Es decir, el crédito puede ser saldado en una fecha y en la cantidad de montos que el cliente elija por cuotas. Además, pueden ser cuotas fojas o con porcentajes. A medida que se va devolviendo el dinero, esta misma cantidad estará de nuevo disponible en el saldo de la tarjeta para seguir cargando compras. Algunas entidades bancarias, que emiten estas tarjetas, incluso permiten por cada pago aumentar la cantidad de crédito en la misma medida.

Para poder utilizarlas, se requiere realizar la petición de la misma y posteriormente activar el servicio al elegir cual es el tipo de contrato con las opciones de pago. Legalmente, deben informar al cliente acerca de todas las reglas relacionadas a su uso; además de indicar cuales son los lapsos y medios para devolver el crédito. Ese es justamente el momento cuando el cliente también deberá aclarar cualquier duda que tenga.

Una de las tres opciones en las cuales puedes elegir es la de pagar una cuota fija cada mes. Es decir, independientemente de la cantidad de crédito disponible, habrá que devolver esa misma cantidad con una cuantía fija por cada mes posterior al gasto realizado. Una vez que se haya devuelto, esa misma cantidad estará disponible para volver a gastarlo. Se recomienda tener precaución con el uso de esta tarjeta coma ya que puede que la mayoría de las personas tengan dificultad con el seguimiento de los gastos; así como limitarse sin exceder.

La segunda opción es la de pagar el total del crédito por cada mes vencido. Esta opción hace que la tarjeta revolving prácticamente funcione como si fuese una tarjeta de crédito tradicional. Sin embargo, las entidades bancarias no suelen informar por completo a sus clientes en relación a esta opción, debido a que no podrían obtener las mismas ganancias con los intereses. Esto quiere decir que, solamente, podrían cobrarlo si el cliente no pagara a tiempo. El resto de las opciones siempre permiten obtener más ganancias por los intereses que cobran.

La última opción es la de pagar a final de mes una cuota fija. Sin embargo, hay que considerar que en la mayoría de los casos será posible por defecto la opción de pago aplazado. Es importante aclarar los términos antes de activar la tarjeta, ya que podrían rápidamente a comenzar a cobrar los intereses.

Ventajas y Desventajas de las tarjetas revolving

Una de las principales ventajas que posee la adquisición de una de estas tarjetas es la flexibilidad en los pagos del crédito. No se requiere la renovación, ya que se restablece el trato todas las veces que el cliente lo elija. Además, en caso de ser necesario es posible retrasar el pago, o los pagos, con suficiente tiempo de antelación para poder evitar que los intereses aumenten. Si bien es cierto que esta es una ventaja, también representa un inconveniente en el caso de aquellos usuarios que no saben gestionar sus gastos. Cuando se establecen cuotas que son bajas; es posible que se corra el riesgo de pagar una mayor cantidad de intereses al no poder cubrir la financiación.

Las tarjetas revolving permiten tener una disponibilidad del crédito de forma continua. Entonces, se considera que el usuario puede pagar anticipadamente, o de forma total o parcial, sin necesidad de pagar por las comisiones. Es decir, no hay costes relacionados a cada operación. Los clientes pueden elegir si quieren amortizar un porcentaje determinado de la deuda, el cual usualmente es del 3% mensual; o también una cuota fija. A diferencia de las tarjetas de crédito tradicionales, los pagos no son obligatorios al final del mes. Las tarjetas revolving permiten la disposición de una cantidad de dinero determinada por anticipado; y con descuento lo cual depende de la mensualidad pagada.

Ahora bien, estas tarjetas también poseen algunas desventajas que pueden considerarse más relevantes que las ventajas. Una de las principales es en relación a la cantidad de intereses que se deben pagar, los cuales pueden ser desproporcionados, es decir pueden llegar a alcanzar el 25% en algunos casos. Por otra parte, los clientes que poseen cierto descontrol en sus gastos mensuales con el uso de estas tarjetas por consecuencia podrían gastar mucho más. Debido a que el dinero se encuentra disponible, puede ser fácilmente gastado haciendo que el crédito pase de inmediato a convertirse en una deuda pendiente.

Si bien es cierto que los usuarios pueden devolver el dinero, al elegir cómodamente los plazos, estos esconden algunas normas adicionales que para la mayoría de los cuentahabientes son desconocidas. Al igual a las cuotas en el caso de las hipotecas, los clientes solamente suelen darse cuenta de la cantidad pagada al mes que es más asumible. Esto quiere decir que no se toma en cuenta la cantidad global que finalmente será pagada; y que la misma es una cantidad mucho más grande.

Además, dependiendo de la entidad financiera donde se ha solicitado la tarjeta revolving, el interés a pagar por la comisión de apertura del crédito así como la comisión que se cobra por utilizar más del total del crédito solicitado sobrepasar los límites. Por ello, los clientes sin darse cuenta cada mes podrían tener que pagar una costosa penalización, lo cual demuestra el incremento de la deuda. En caso de elegir una fecha para el pago que sea muy lejana, puede hacer que se termine pagando incluso el doble del costo inicial del servicio o producto pagado con la tarjeta.

Estas tarjetas son la ayuda ideal para sacar de un apuro a las personas ante gastos repentinos. Sin embargo, pueden llegar a ser difícil tomar el control de la cantidad de cobros que se han generado al final del mes, los cuales no son comparables a la cantidad de ingresos percibidos. Por ello, solamente se recomienda la solicitud de esta herramienta en caso de que la persona se encuentre financieramente estable y que pueda controlar los gastos. En caso de no poseer estos factores a favor, posiblemente se genere la pérdida de la capacidad crediticia.

tarjetas revolving

¿Cuál es la diferencia con las tarjetas de crédito convencionales?

Las tarjetas revolving son una variedad de las tarjetas de crédito. No obstante, se diferencian en que el sistema de pago se puede realizar de forma aplazada en base a una cuota fija mensual, o por un porcentaje de la deuda total. En la medida en la cual se devuelve el dinero, esa misma cantidad volverá a estar de nuevo disponible para que pueda hacerse uso de de la misma. Por ello, las tarjetas revolving pueden ser comparadas como similares a una línea de crédito.

Las tarjetas de crédito tradicionales permiten realizar compras, las cuales deberán estar dentro de un límite de crédito ya establecido. Sin embargo, al finalizar el mes o al comienzo del siguiente― dependiendo de lo establecido en el contrato―, se deberá pagar la totalidad de la deuda prestada a crédito. Si con anterioridad ya se había depositado el dinero en la cuenta, esta será restada sin el cobro de intereses. Si, en cambio, se tarda en pagar se comienza a cobrar intereses por una gran cantidad estimada de hasta el 25%.

¿Cuáles son las cuotas y el modo de amortización?

La amortización de una tarjeta revolving Depende del tipo de trato realizado con la entidad bancaria que emitió el documento. Es decir el tipo de crédito que ha sido asociado con el uso de la tarjeta.

Pagar una cantidad fija mensual

En el caso de haber obtenido un crédito, cuyo sistema es el de la cuota fija, que es el que suele ser más utilizado, es un caso donde el importe dispuesto es el que genera los intereses que acapararán gran parte del monto mensual a pagar. Por ello, el usuario terminará pagando más por los intereses y no por la amortización del capital.

A medida que se siga utilizando la tarjeta, irá aumentando la deuda así como los intereses. Por ello, los usuarios observan cómo van pagando solamente los intereses; ocasionando una espiral de endeudamiento difícil de controlar.

Pagar un porcentaje de la deuda pendiente

Usualmente, al elegir la opción de pagar totalmente la deuda en una fecha a cualquiera, las entidades bancarias suelen no realizar el cobro de los intereses. Sin embargo, en el caso del pago a plazos si se aplican, y éstos se han caracterizado por ser bastante altos. Por ello, la mejor decisión es la de informarse en cada entidad bancaria, ya que se diferencian en sus reglas para la adquisición de una tarjeta revolving. 

Tarjetas revolving en españa

En España, ha tenido una gran demanda el uso de estas tarjetas; ya que permiten aplazar los pagos con sus respectivos intereses. Las tarjetas revolving permiten tener un contrato donde los pagos pueden ser fraccionados, en lugar de realizar la devolución de un solo golpe. La mayoría de las entidades financieras ubicadas dentro del país están emitiendo este tipo de tarjetas. Sin embargo, en cada una de estas los contratos pueden variar en algunas de las cláusulas o normas.

BBVA

Esta entidad bancaria es una de las que más emisión de tarjetas revolving posee. Los tratos con los clientes permiten que ellos elijan el porcentaje a pagar del saldo pendiente; así como la fecha de cada mes. Esto es posible, siempre y cuando, esté dentro de los mínimos y máximos en función de la tarjeta y de las condiciones de uso. Las tarjetas BBVA permiten acceder a más de 6 Mil cajeros. Además, se facilita la devolución del crédito dispuesto. Según sea el caso Se aplica beneficios como descuentos y seguros.

EVO

Estas tarjetas poseen las mismas características financieras de otras entidades financieras. Poseen la ventaja de poder y detentar descuentos; así como contratar seguros. Al menos diez millones de usuarios han decidido adquirir una de estas tarjetas.

SANTANDER

Las tarjetas emitidas por esta entidad bancaria comenzaron a ofrecerse los usuarios a partir del año 2016. Estas, en especial, tienen un límite de crédito con un Valor de 12.000 euros. El contrato establece que la obtención de la tarjeta gratuita por el primer año de uso, siendo posible renovar el contrato sin ningún coste adicional a partir del segundo año, solamente para los clientes titulares. Además, los clientes pueden obtener acciones del banco por su uso trimestral.

LA CAIXA 

Esta peculiar tarjeta es muy frecuente para compras de emergencia. No obstante, también suele tener bastante buzo para obtener dinero en efectivo. Igualmente, perfecta para ser un traspaso desde la tarjeta hasta una cuenta. En suma, una tarjeta bastante práctica y qué sirve para solventar inconvenientes.

CETELEM

Se puede pagar las compras de manera fraccionada, eligiendo uno de los tres métodos de reembolso. Además, se puede ahorrar la comisión del 3 % por concepto de los traspasos entre la cuenta de la tarjeta y la cuenta bancaria. La tarjeta de crédito sí cobra por este tipo de transferencias.

BANKIA

Se trata de una tarjeta que tiene un tipo de interés idéntico al de su homóloga de crédito de 17,51 % TAE. Una presenta bastante efectiva, aunque parece no tener la misma popularidad que las otras que mencionamos en este post.

WIZINK

Se trata de una tarjeta que tiene un tipo de interés idéntico al de su homóloga de crédito de 20% % TAE. Tampoco muy popular, aunque parece tener una buena cantidad de aspectos positivos. Por ello, nosotros las recomendamos en la mencionamos de los parágrafo del presente texto.

CARREFOUR

Una tarjeta que tiene varias ventajas interesantes. La primera es que se puede configurar tanta duración, el importe de volver. Todo esto se hace con suma flexibilidad, es decir el cliente puede cambiar estos lineamientos. Además, esta tarjeta se puede materializar con una simple cuota mensual fija que Ronda entre los 50 y hasta los 600 euros. Empero, ten un detalle. Se exige que tenga más de un 5% del límite dispuesto.

¿Cómo salir de la deuda de una tarjeta revolving?

En el caso de haber elegido el pago de una cuota fija cada mes, se dará como resultado que independientemente de la cantidad del crédito accedido, se deberá devolver esa misma cantidad de forma fija. Este tipo de crédito induce a que los usuarios entren en una espiral de deuda continua, lo cual es una situación prácticamente difícil de salir; ya que la deuda incrementa progresivamente, aun cuando se pague todos los meses la cuota establecida debido a los tipos de interés

Por otra parte, al seleccionar el pago de un porcentaje de la deuda pendiente, dará como resultado que el usuario tenga que pagar ese porcentaje del crédito consumido. Además, esto se hace con una cuantía menor por recibo. Es decir, en caso de haber acumulado un gasto de 1000 y se fija una cuota con el 40%, por lo tanto sucede que la cuota final para el mes será de 400 y; siendo que además estará pendiente por devolución la cantidad de 600. 

Siguiendo el ejemplo anterior, se recomienda no establecer plazos demasiado largos para el pago de las cuotas ya que los Intereses irán aumentando. Para poder salir de una deuda adquirida por el uso de estas tarjetas, lo mejor es rápidamente realizar la petición de la anulación del contrato y rápidamente pagar la deuda. No

¿Se puede anular el contrato de estas tarjetas?

Hay distintas vías legales que son aplicables en caso de querer anular una tarjeta revolving. Ocurre que en general estas tarjetas ayudan a recuperar el monto pagado que ha sobrado de la cantidad original. En España, existe la ley de usura; la cual permite librarse de la deuda y recuperar prácticamente la totalidad del dinero. Sin embargo, lo mejor es conseguir el asesoramiento de un abogado especializado en este tipo de trámites.

Es importante recordar que cuando no se hace frente a la deuda, el usuario podría aparecer en el registro de morosos ASNEF, siendo éstas las siglas de la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito. Aquí se incluyen a todos aquellos usuarios que poseen deudas con entidades bancarias, que emiten tarjetas de crédito. Por lo cual, para poder anular el registro es necesario demostrar que se ha pagado la totalidad del dinero adeudado. Por ello, el uso de estas tarjetas debe hacer los gastos con moderación para no dañar su reputación. Si esto sucede, entonces corre el riesgo de perder posibilidades de préstamos financieros.

¿Cómo denunciar o reclamar nulidad de la tarjeta revolving?

El primer paso para proceder a la denuncia o anulación de un producto revolving es enviar formalmente una carta de reclamación; así como una solicitud de documentación. Es decir, enviar una notificación de que se desea la tarjeta al Servicio de Atención al Cliente de la entidad (SAC). Con ello, se está buscando la entrega de una copia del contrato original así como otros documentos relacionados a los movimientos y a la liquidación.

El próxima paso es esperar un período de dos meses, el cual es el plazo habitual con el cual se recibe una respuesta. Si, en cambio, no se recibe una respuesta; el usuario deberá ponerse en contacto nuevamente con el fin de presentar una demanda legal ante un juzgado.

También, es posible contratar a agentes especializados que pueden realizar un seguimiento personalizado de todas las reclamaciones que se realicen.  Cuando se ha agotado la vía extrajudicial, se procede a tener el asesoramiento y la representación de un abogado ante un juzgado.

Modelo de demanda

Sucede  que no hay un modelo específico para eliminar una de estas tarjetas de crédito. En dado caso, los formularios de peticiones deben tener una serie de datos imprescindibles. Los datos a los cuales hacemos referencia, son los que indicamos en el listado que presentamos a continuación a nuestros lectores:

  • En primer lugar, colocar el nombre y apellidos de la persona interesada en anular la tarjeta.
  • Colocar con claridad un teléfono de contacto, mismos que además debe tener los horarios de los cuales la persona puede atender la llamada telefónica.
  • Mencionar la población y provincia desde la cual se hace la petición de la anulación de la tarjeta.
  • Nombre de la entidad bancaria en la cual se solicitó la tarjeta.
  • Tipo de producto (tarjeta o préstamo) que se desea nublar.
  • En el asunto del correo, es obligatorio colocar la siguiente frase: Seguimiento reclamación revolving.

En suma, podemos decir que es un tipo de tarjeta que ha ganado mucha popularidad. No obstante, hay que tener cuidado. Si esta tarjeta no se usa con control, se puede convertir en un inconveniente financiero.

0/5 (0 Reviews)

Dejar un comentario