Empresas

Aprende a calcular el punto de reorden de tu empresa

punto de reorden

Si ya te decidiste a tomar las riendas de tu propio negocio, es necesario que te vayas nutriendo con toda la terminología gerencial e interna de una empresa. Por punto de reorden, se entiende la mínima cantidad de artículos existentes en stock, lo cual amerita reordenar el inventario para reponer dicho artículo o producto.

En condiciones normales, si el proceso de compra transcurre según lo planificado, el reorden hace que el inventario puede reponerse al agotarse el último artículo, considerando que los proveedores son responsables durante el ciclo de entrega. De este modo, las actividades de producción y de ventas no se interrumpen y se reduce la cantidad de inventario.

Lo ideal es efectuar un nuevo pedido oportunamente, antes de que se agote lo existente en inventario, pero tomando las previsiones necesarias, ya que si se pide con mucha antelación, se incurre en gastos por almacenar productos en exceso. Y, si se deja pasar mucho tiempo, la falta de artículos generará incomodidad en los clientes, ya que estarán insatisfechos y se verán en la necesidad de acudir a la competencia.

La importancia del punto de reorden radica en que permite minimizar los gastos de inventario, al tiempo que ofrece la seguridad necesaria de que en el stock se cuenta con lo suficiente para cubrir con la demanda de todos los clientes.

Cálculo del punto en el inventario

Hay dos factores fundamentales que rigen el punto de reorden. El primero es la demanda que se da en el tiempo de entrega, es decir, el inventario que se requiere en ese lapso, mientras que el segundo es la seguridad del inventario en existencia, esto está relacionado con los niveles mínimos necesarios. Para calcularlo, se aplica la siguiente fórmula:

Punto de reorden= Demanda durante el tiempo de entrega + stock de seguridad.

Todos estos cálculos corresponden a las técnicas de conteo para llevar el control de los artículos.

Demanda

Durante cada tiempo de entrega, es necesario conocer la demanda de los productos, ya que de ello depende de que lleguen los nuevos artículos en existencia. Esperar la llegada de nueva mercancía no es algo inmediato. Aunque los proveedores tengan disponibles los productos, les tomará tiempo proceder con el empacado y con el envío. Al tiempo de espera se le conoce como tiempo de entrega, así que la fórmula que aplica es la siguiente:

Demanda durante el tiempo de entrega = demanda promedio diaria x tiempo de entrega en días.

De este modo, la demanda promedio diaria se obtiene al dividir la demanda total, bien sea anual o mensual, por la cantidad de días que comprende dicho periodo.

El punto de reorden puede variar de acuerdo con cada producto, pues cada uno de ellos tienen una demanda diferente, cuyos tiempos de entrega también son variables para reponer nuevamente el stock, todo según la disponibilidad que tenga el proveedor.

punto de reorden

Stock

La fórmula aplicable al punto de reorden se sustenta en promedios, por tal razón, la demanda puede estar por arriba o por debajo de ese nivel promedio en un momento determinado. Vale acotar que un proveedor puede entregar antes o incluso después de lo previsto, por lo que es posible que quede algún inventario disponible al llegar la orden de reposición. En otro escenario, es posible que se registre un desabastecimiento que interfiera con las ventas o con la producción.

Al momento de determinar el stock de seguridad, hay que evaluar las consecuencias que se desprenden ante el riesgo de desabastecimiento (como la caída de las ventas y los clientes insatisfechos), además del aumento de los costos al requerir un inventario adicional. Sin embargo, el stock se calcula fijando la cantidad necesaria de artículos destinados a cubrir la demanda, el entorno y las condiciones del proveedor.

Definitivamente, toda empresa debe anticiparse a los eventos inesperados. Las fluctuaciones del mercado están a la orden del día, así que es normal que se incremente repentinamente la demanda o que el producto se agote de inmediato. Incluso, los proveedores tampoco escapan de los inconvenientes, lo cual ocasiona retrasos en las entregas.

En tal sentido, es fundamental analizar con detenimiento el entorno, a los fines de prever y tomar las mejores decisiones. Un elemento importante a considerar, es la planeación de resurtido, que básicamente consiste en gestionar, administrar o dirigir todo el proceso de abastecimiento, con visión amplia para estudiar todo el panorama vinculado con la demanda de los productos, tomando el cuenta el re-abastecimiento para la satisfacción de las necesidades futuras de los consumidores.

Quien tenga a su cargo la responsabilidad del abastecimiento, debe asegurarse de que está en el lugar correcto para abastecer y comercializar los productos, sujetos a la dinámica entre la demanda y la venta, tomando en cuenta, además, la planeación de inventario, a fin de garantizar la existencia y la disponibilidad de todos los artículos en el negocio.

En función de calcular correctamente el punto de reorden de una organización, es fundamental apelar a una serie de estrategias, sustentadas en el uso de herramientas y técnicas para fortalecer la gestión del inventario. De tal manera que, es crucial conocer el nivel de materiales que se encuentra en almacén, el grado de existencia crítica, es decir, lo mínimo que debes mantener en existencia, al igual que el nivel máximo.

Y es que al no determinar este factor, te verás obligado a suspender la producción, aumentarán las quejas de tus clientes por inconformidad, sin mencionar que se puede incurrir en grandes pérdidas económicas y en el exceso de productos en el almacén, generando costos innecesarios.

En resumen, el punto de reorden tiene que ver con el número de unidades que debe haber en inventario para realizar una nueva orden de pedido, considerando los tiempos de demora de los proveedores. Es un error esperar que se agote la mercancía, puesto que puede ocasionar serios inconvenientes en la administración.

Es importante evaluar la capacidad de pago de la empresa, la capacidad de almacenamiento y por supuesto, la capacidad del proveedor. Calcular este punto amerita considerar los tiempos de entrega, los pronósticos de la demanda y el nivel que tiene el servicio, en función de optimizar las operaciones y fomentar la automatización.

5/5 (1 Review)

Dejar un comentario