Trabajos

Cómo preparar una entrevista de trabajo. Paso a paso

entrevista de trabajo

Una entrevista de trabajo suele realizarse con la finalidad de que el entrevistador encuentre al candidato ideal para el puesto. Sin embargo, para los aspirantes la preparación previa a una entrevista puede ser algo estresante, debido a que se trata de encontrar la manera de ser convincente y mostrarse como la persona idónea.

A través de una serie de preguntas, es necesario tener las respuestas más adecuadas que demuestren que se está preparado. Igualmente, sucede hay que demostrar que se tienen los conocimientos requeridos y, además, que se cuenta con el comportamiento es el de un profesional.

Hay que considerar que la preparación para una entrevista comienza desde el momento en que se recibe la invitación o la llamada para acudir a dicha cita. Lograr tener éxito depende de diversos factores; pero principalmente dependerá de la preparación que se tenga.

Algunas personas desestiman estos pasos previos. Sin embargo, si se desea obtener un puesto en el lugar de trabajo que se considera ideal; lo mejor es comenzar a tomarse muy en serio estos pasos que te darán la oportunidad de mostrarte seguro.

Consejos para la entrevista de trabajo

Quizás, el primer consejo que resulta ser muy útil ante la preparación para una entrevista es mantenerse positivo, lo cual ayuda a tener más confianza. Recuerda que fuiste citado para una próxima entrevista, esto es un claro indicio de que ya superaste la primera etapa de preselección.

Una vez que estás en la entrevista, quiere decir que eres considerado como una persona idónea para quedarte con el cargo al que aspiras puedes estar más tranquilo.

Ahora bien, deberás evaluar otros aspectos que son muy importantes. ¿Cuáles? Entre ellos, deberás de realizar una investigación en relación a la empresa o lugar de trabajo. A través de una serie de indagaciones, deberás entender que es lo que ellos buscan en la persona que tratan de contratar. Lo más importante es evitar mostrarse nervioso durante la entrevista. Para ello, mantén la confianza en ti mismo para que puedas responder de una forma más profesional. Además, ya contarás con información básica en relación a ellos y eso deberás utilizarlo a tu favor

Es importante recordar que, durante una entrevista, de trabajo no es muy recomendable utilizar la improvisación, así como presentarse sin previa preparación. Ello se debe a que es posible que no respondas de la forma más adecuada. Además, puede ser considerado como una actitud poco profesional, o en caso contrario, quien realiza la entrevista podría pensar que no estás del todo interesado.

Las personas que se encargan de realizar este tipo de entrevistas suelen ser seleccionadas tomando en cuenta que pueden fijarse hasta en los más mínimos detalles. Recuerda: debes de estudiar a conciencia toda información relacionada con el puesto de trabajo al que aspiras.

Dado a la evolución de la forma con la cual nos comunicamos, actualmente es muy común que tanto particulares, como grandes grupos corporativos, tengan una página web propia. Puedes usar esto tu favor para comenzar con tu investigación. Por ello, recauda todo lo que te sea posible desde cómo son sus instalaciones, la historia de su fundación, quienes integran el grupo, con cuales comunidades están relacionados, cuales el concepto y filosofía de su trabajo. Asimismo, saber cómo es la imagen que proyectan y exactamente de qué tratan los servicios o productos que ofrecen.

Es muy común que los entrevistadores realicen preguntas en relación a cuales consideras que son tus defectos o virtudes. En tal sentido, trata de responder de una forma que no suene demasiado prepotente. No obstante, que tampoco suene a que tienes poca estima hacia tu persona. Siempre debes de tratar de proyectar una imagen de seguridad y de autoconfianza. Durante los días previos, trata de practicar algunas posibles respuestas ante preguntas que consideres que pueda hacer el entrevistador. Averiguar cuáles son las preguntas que son más comunes de acuerdo al tipo de trabajo al que deseas acceder, además de ensayar te ayudará a contestar más fácilmente.

En una entrevista de trabajo hay que mostrar la mejor impresión de nosotros mismos. Al evidenciar que te has preparado para la entrevista, sin dudas ya estarás teniendo varios puntos a tu favor. Ahora, bien trata de averiguar quién es la persona que realizará la entrevista para que tengas una mayor certeza de cómo es posible que puedas entablar una relación cordial con ella.

entrevista de trabajo

¿Qué hacer durante una entrevista?

El día de la cita recuerda que la puntualidad sigue siendo una norma social que indica profesionalidad. En tal sentido, toma todas las previsiones posibles desde averiguar exactamente cuál es la dirección a la que debes acudir; y cuáles son las rutas viables que puedes tomar el día de la cita. Confirma la hora y llega al menos quince minutos antes.

Uno de los puntos que debes de tratar de usar a tu favor es la forma con la cual que vistes. Es decir, la presentación personal es muy tomada en cuenta y es parte de las decisiones que toman los entrevistadores.

Si causas una buena impresión desde el primer momento, sin que hayas pronunciado una palabra, ya estarás siendo tomado en consideración. Por otra parte, llevar contigo cualquier herramienta que te sea útil, evidentemente un celular o dispositivo móvil. Sin embargo, sí lo utilizas en medio de la entrevista es posible que no sea bien visto. Si debes de tomar notas de alguna información lleva un bolígrafo y una libreta.

Recuerda llevar al menos 2 copias de tu curriculum, ya que en ocasiones los entrevistadores desean realizar un chequeo de tu experiencia previa, y en base a lo que lean allí realizarán más preguntas. Si tienes que editarlo, hazlo con suficiente tiempo de antelación. Además, agrega solamente información relevante en relación a tus estudios o trabajos previos. Al llevar todos estos recursos contigo, darás la impresión de que eres una persona que se organiza adecuadamente. Esta es una cualidad que podrías trasladar a tu puesto de trabajo si es que te contratan.

Cada vez que sea tu oportunidad para hablar, trata de hacerlo de forma pausada y con un timbre de voz que no sea demasiado alto, pero si lo suficientemente audible. Puedes practicar varios días antes al entablar una conversación sobre temas relacionados a tu entrevista. Esto lo puedes hacer con algún amigo o familiar. Ellos tendrán la confianza de decirte si estás teniendo una buena dicción al momento de hablar. Recuerda que también saber escuchar es otra cualidad que las personas toman en cuenta. Deja que la persona que te entreviste termine de plantear su pregunta y presta mucha atención. No te pongas nervioso, esto puede causar que no puedas mantener una comunicación coherente.

Durante la entrevista trata de mantener un lenguaje corporal que se adecue a las circunstancias. Es decir si debes estrechar la mano del entrevistador hazlo solamente si fue iniciativa de él. No cruces los brazos ya que puede dar la impresión de que estas a la defensiva. Siéntate derecho con la espalda erguida. No cruces las piernas dado que algunas personas lo consideran vulgar. Trata de no colocar los codos sobre la mesa; ya que se considera falta de educación y finalmente trata de hacer contacto visual.

No dejes de responder ninguna pregunta. Trata que las respuestas no sean monosílabas, lo mejor es que seas explicativo. Debes demostrarte como una persona que tiene entusiasmo por este trabajo. Sin embargo, tampoco debe parecer que estas suplicando. Sobre todo, siempre responde con la verdad, dado a que en ocasiones los entrevistadores realizan preguntas de las que ya saben la respuesta. Esto último lo hacen con la finalidad de observar cuáles la reacción que puedas tener ante ellas.

¿Qué hacer después de la entrevista?

Una vez terminada la entrevista, debes dejar que ellos te indiquen cuáles son los siguientes pasos. Es decir, en ocasiones ellos dicen si realizan una llamada, envían un correo o un mensaje a través del móvil. Al momento de despedirte, hazlo de forma educada y toma en cuenta a todos los presentes; incluyendo al entrevistador. Igualmente, al personal de recepción, secretarias, personal de seguridad y a todos aquellos con los que tuviste contacto.

Ahora bien,  recuerda que es usual que al menos la cantidad de diez personas suelen ser preseleccionadas con la finalidad de seleccionar entre una de ellas al posible candidato ideal. Por ello, si después de una entrevista no recibes una llamada confirmando que eres tú quien fue elegido, no te sientas mal contigo mismo. Era un solo puesto al que aspiraban varias personas, no relacionan este hecho con un momento de fracaso, entiende que esta experiencia sirvió como aprendizaje.

Lo que sí puedes hacer es analizar cómo fue esa entrevista y detectar cuáles fueron los posibles errores que cometiste; y que puedes hacer para mejorar en esos puntos. Los motivos que justifican que no hayas sido seleccionado pueden ser diversos, incluso puede que nunca sepas realmente cuál fue el criterio utilizado por los encargados de la selección. Lo mejor es seguir intentando, practicando, aprendiendo y sacando el mejor provecho de tus cualidades y verás que encontrarás el empleo que buscas.

entrevista de trabajo

¿Cómo preparar una entrevista de trabajo por Skype?

Las entrevistas de trabajo no sólo se realizan de forma presencial, si bien son las más comunes dado a que se considera que es la forma más confiable de conocer a un nuevo candidato. No obstante, también se están implementando el uso de nuevas tecnologías a través del Internet. En ocasiones, se realizan entrevistas telefónicas, pero resultan ser un poco incómodo has dado a que no es posible ver con quién estás hablando. Las entrevistas por videoconferencia están teniendo mucha popularidad actualmente, dado a que es una forma muy cómoda de hacerlo; y no implica mayor esfuerzo que el de acercarse a un computador con acceso a Internet y comenzar con el chat.

En caso de que se encuentren ambas personas en lugares remotos, entonces las entrevistas por Skype son muy útiles. En ocasiones, las personas trabajan para compañías ubicadas en otros países o regiones distantes al domicilio actual por ello se utiliza este tipo de en entrevista. Es una forma muy conveniente para realizar esta cita para ambas partes, dado a que supone un ahorro desde el punto de vista económico y también de tiempo. Con solo concretar la hora de la cita tomando en consideración los distintos husos horarios ya es posible tener concretada la cita.

Como preparación ante esta entrevista, te recomendamos realizar un chequeo a tu equipo para que no tengas problemas con el micrófono o la cámara. Asegúrate de que tienes instalada la última actualización, o versión del programa de Skype. Recuerda también practicar cómo colocarte frente a la cámara cuidando proyectar una imagen corporal idónea para que no te veas incómodo. Seleccionar un lugar de tu casa u oficina que te sirva para sentarte con tu ordenador durante la entrevista. También, debes de practicar hablar con el micrófono de manera que tengas certeza de que te escuchas claramente y recuerda que en lo posible donde te ubiques no debe de haber demasiado ruido externo.

¿Cómo preparar una entrevista de trabajo grupal?

Habitualmente, las entrevistas de trabajo se realizan de forma individual. De manera esta manera, se evalúa al candidato realizando una entrevista personal donde solamente están presentes las dos personas. Sin embargo, en los últimos años se ha implementado una nueva forma de realizar entrevistas de trabajo en grupo. Estas consisten en seleccionar a un número limitado de candidatos, quienes han sido elegidos de acuerdo a ciertos parámetros como lo son su experiencia previa; o también porque comparten similitudes en cuanto a sus habilidades y conocimientos.

Este tipo de actividades es algo realmente muy simple. Durante la entrevista, las personas que dirigen la entrevista proceden a presentar un tema o problema que deberá ser resuelto por cada uno de los participantes. Hay previamente un debate donde se plantean diversas ideas y finalmente cada uno deberá proponer una solución.

Esta forma de entrevista resulta ser muy útil ya que se puede observar cómo cada persona piensa diferente, lo cual ayuda a entender cómo podrán reaccionar Ante una situación real y cómo pueden ayudar. Se tomará en cuenta las habilidades, forma de comunicación, actitudes y conocimientos de cada uno.

0/5 (0 Reviews)

Dejar un comentario