Empresas

Las bases de cotización del año 2019

La base de cotización es la remuneración mensual que reciben los trabajadores en bruto, es decir, donde están incluidos pagos de días y horas extra laboradas.  Esta herramienta tiene el propósito de evaluar las nóminas y es la misma que se aplica para calcular las prestaciones de Seguridad Social.

En este sentido conoceremos la base de cotizaciones del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos  correspondientes al año 2018. Los montos actualizados de las bases mínimas y máximas:   

Este año las bases mínimas de cotización aumentaron en 1,4% más que el año pasado. Para el 2017 el monto fue de 919,90 euros, el monto actual es de 932,78 euros.

En cuanto a la base máxima de cotización el incremento fue el mismo, 1,4% sobre el año anterior, el cual fue de 3.751,26. Actualmente la remuneración es de 3.803,77 euros.

Cabe señalar que el empleador tiene la tarea de descontar al trabajador a través de la nómina las cuotas correspondientes a la cotización de la Seguridad Social, de lo contrario esta regla correrá por su cuenta. De igual manera el empresario debe pagar sus propias cotizaciones por cada uno de los trabajadores en nómina.

Base de cotización de autónomos

El aumento anual de la remuneración salarial afecta las cuotas de los independientes que cotizan por contingencias comunes ya que a mayor base de cotización aumentará el salario que deben pagar a los trabajadores en nómina. Por ejemplo el monto mínimo por trabajador que debe pagar al Seguro Social será de 278,90 euros mensuales, a diferencia del año 2017 en el cual el monto fue de 275,02.

Prestaciones afectadas por la base de cotización

En términos generales existen diversos tipos de prestaciones las cuales están estrechamente ligadas a la base de cotización, tanto así que dependen de sus variaciones. Las mencionamos a continuación:

  • Paro forzoso: es también conocido como prestación de desempleo y para su cálculo el trabajador tomo como referencia la base de cotización acumulada en los últimos 180 días activos dentro de la empresa.
  • Baja: la incapacidad temporal también está relacionada con la acumulación de cotizaciones durante la actividad dentro de la empresa, por lo que será mayor la remuneración a recibir si así lo fue el tiempo activo cotizando.
  • Jubilación contribuida: esta se calcula en base a los últimos años de trabajo. Se establece un mínimo de años para calificar y recibirla.

Los extras que tenga cualquier trabajador durante sus años de vida no le serán útiles al momento de optar por alguna de las categorías antes mencionadas ya que si no se encuentra dentro de las bases de cotización no es posible su cálculo.

Un ejemplo de esta situación, es el cobro en efectivo de horas o días extras trabajados o los independientes  que en su base de cotización han elegido la categoría profesional mínima.

Estado de base de cotización

El estatus de la base de cotización puede ser solicitada por el trabajador si así lo desea. La oficina de Seguridad Social o a través de su página web oficial está en el deber de suministrar un informe personalizado esta información al cotizador, ya sea persona natural o una empresa.

¿Cuál es el destino de la cotización del la Seguridad Social?

Esta interrogante no está demás aclararla ya que muchos contribuyentes desconocen a donde van a parar las cotizaciones que realizan durante tantos años a la Seguridad Social. Estos recursos son dirigidos para el pago de pensiones por vejez, prestaciones por desempleo y cobertura sanitaria.

Este beneficio lo recibe de manera individual cada una de las personas que realizó las cotizaciones correspondientes durante todos sus años de trabajo dentro de una empresa u organismo gubernamental. Esta es una previsión social que establece la Constitución Nacional para proteger a los individuos después de su retiro.

0/5 (0 Reviews)

Dejar un comentario