Fiscalidad e Impuestos

Diferencias entre el IVA soportado y repercutido

iva soportado y repercutido contabilidad

Existen diversas entidades empresariales que les facilitan a los múltiples usuarios contar con los servicios o productos, por medio de la adquisición que ofrecen las entidades, pero para estos casos se tienen que realizar determinadas pautas a tener en consideración para definir cuáles serán los pagos que se tendrán que tramitar.

Para realizar la valoración de los bienes y servicios que se están proporcionando existen 2 cálculos indispensables que se tienen que considerar, entre ellos están la valoración del IVA soportado y el IVA repercutido que tienen que cancelar las entidades, estando en los distintos roles de comprador o portador de un beneficio.

¿Qué es el IVA soportado y repercutido?

Principalmente la palabra “IVA” representa un impuesto, que es establecido por las entidades públicas y que le garantizan a los diversos usuarios, poder tener además de bajos costos en la adquisición, la facilidad de cancelar directamente el pago de otros beneficios que se estén teniendo.

No obstante, se puede observar que normalmente está unido con las entidades administrativas, las cuales prestan servicios de empresas autónomas, es en este caso que comienza el funcionamiento en conjunto de los dos cálculos que determinan los costos que son asumidos al realizar procesos de compra-venta de productos o servicios.

¿Para qué sirve este proceso?

El poder realizar este procedimiento está netamente integrado con la capacidad comercial que desea implementar la empresa, normalmente está compuesto con la adquisición y el negocio de servicios, donde uno de los principales involucrados en todos estos procedimientos es realizar la cancelación del IVA, que siempre dependerá del tipo de transición a realizar.

Continuamente es impuesto sobre aquellas personas que logran buscar un servicio por parte de una empresa, como es conocido existen múltiples entidades que le facilitan a los diversos usuarios todo lo que puedan estar buscando, y por obtenerlo resulta indispensable y oportuno que pueda recibir el servicio que se quiera tener.

¿Clases de IVA?

Existen varios, pero en este artículo se explicaràn dos tipos, el IVA soportado y repercutido, el que es obtenido por la empresa al comprar un producto para poder ser proporcionado a los diversos clientes que desean obtenerlo y a aquellos compradores que van hasta la tienda y obtienen un servicio, no es indispensable que esté estrechamente unido con un ente comercial también puede ser producido por instituciones privadas que puedan estar ofreciendo al público algo que desean.

Es decir existe el IVA soportado y repercutido, los cuales trabajan de diferente forma pero todo dependerá de cual se esté poniendo en práctica al estar realizando los cálculos que se desean desarrollar durante los diversos procedimientos financieros que se tienen en consideración.

iva soportado ejemplo

¿Diferencia entre los dos IVA?

El IVA repercutido es el impuesto por parte de las entidades privadas o autónomas que están prestando un producto a los diversos consumidores, entonces ellos al recibir dicho consumo por medio de la compra se les asigna dependiendo de la cantidad de costo que pueda estar teniendo individualmente cada equipo.

En este punto es importante saber ¿cómo se calcula en la factura? Este procedimiento se realiza por medio del cálculo dentro de los servicios consumidos, un ejemplo simple que facilite la comprensión de esto es que si se compra un producto que tenga un costo de 50 euros se tiene que calcular la base, el IVA y el IRPF para saber cuánto será totalmente el valor a cancelar.

Por ejemplo si se tiene un costo de 150 euros, se tiene que saber que el IVA resulta ser igual o superior al 21% que se le sumaría, menos el valor que tenga el cálculo del IRPF de un 15% que se resta, se tendría en total un costo de 156 euros a cancelar.

Este valor cobrado pasa a ser parte del porcentaje que se le tiene que cancelar a Hacienda dentro de las declaraciones que se tramitan durante el año que está en curso, todo por medio del modelo 303 y del modelo 390 que se realiza por parte de las entidades en el transcurso del periodo cursante.

Por otra parte también existe el IVA soportado que en este caso toma a la entidad empresarial como el cliente que está deseando comprar un producto, en este caso no se realiza el uso del impuesto sobre el valor añadido que normalmente es contado para poder realizar procedimientos internos de servicios.

Además el porcentaje que resulta ser soportado, permite saber que sí se está cancelando un 21% más de lo que cuesta un producto al ser adquirido por la empresa, este le permite restar el otro IVA que se debe cancelar, todo por parte de la Agencia Tributaria pero comúnmente está unido con entidades autónomas o compañías que realizan un proceso administrativo de este tipo.

¿Cómo se pueden calcular?

Como se ha dicho anteriormente al ser dos tipos tienen casi el mismo valor a tener en consideración, pero todo dependerá de cual se esté hablando ya que existe el soportado y el repercutido que están unidos por el valor del producto a comprar x la clase de IVA que se tiene determinado calcular por la adquisición que se quiera hacer, en una ecuación simple resultaría ser: IVA= “producto” x “porcentaje a recaudar”, lo cual al realizar el cálculo dependiendo del costo neto del elemento a adquirir facilitara tener un resultado total del monto que se quiera tener.

Como es conocido el porcentaje repercutido es derivado de todas las facturas que son calculadas por cada una de las que son calculadas durante las compras realizadas internamente.

En total todos los pagos que se realizan indican aquellos que se van a cancelar, donde los montos que se obtienen por ambos IVA son restados para poder tener un cálculo final durante la ponderación que se desea determinar.

¿Garantías que facilitan?

Estas dos variedades de impuestos, aunque resultan ser utilizados para diferentes acciones, permiten ser de gran ayuda al tener que cancelar un pago, todo esto se desarrolla durante el proceso administrativo, donde al realizar una compra para tener un producto armado o por diseñar podrá tener un monto final que puede ser mayor o menor, aunque al estar soportado por la compañía, todo dentro de sus cálculos lo cual le facilitara disminuir el monto en caso de integrarse, aunque aquellas que no lo realizan tendrá montos muy elevados.

En otras palabras aquellas empresas que realicen el proceso del cálculo de este impuesto, les suministrará a los usuarios obtener algunos productos mucho más económicos de lo que pueden resultar cuando no se realiza este trámite, por ello para algunas entidades que no pertenecen a las UE o el ROI es la única alternativa a considerar si en determinado momento se desea que los diferentes clientes puedan asumir el coste que tienen que cancelar por la adquisición de algo que esté promocionando la compañía.

¿cuál es el iva soportado y el repercutido?

¿Cómo saber cuándo el IVA es deducible?

Normalmente esto está ligado con el hecho de que los impuestos soportados están respaldados con esta cualidad, pero para poder realizar estos distintos procedimientos es indispensable tener la consideración las cuotas toleradas sobre los bienes y servicios que se quieren adquirir, aunque en este caso únicamente se podrán realizar por los empresarios y autónomos, además de siempre conservar las facturas de los fastos que se estarán realizando.

Comúnmente el cobro de estos productos están integrados con los gastos que ordinariamente se realizan, aunque no resulte tan típico existen determinadas compras que representan gastos en donde este impuesto se ve más resaltante, entre ellos está la compra de material de oficina, telefonos, uso del internet, y muchos otros gastos que se realizan diariamente pero que por costumbre no llegan a representar una asociación estrecha ya que es habitual a su uso.

¿Existen casos donde no sea desgravable?

De conformidad con lo estipulado dentro de la Ley si existen, por esta razón se estipulan determinadas condiciones donde este es un hecho que representa un compromiso, como es conocido dentro de las negociaciones están involucrado los impuestos que tienen algunas compañías para el transporte, viajes, hoteles, alimentación, prendas valiosas, entre otras, donde se tenga principalmente determinado los capitales que puede invertir la entidad para facilitarle a los usuarios las distintas comodidades que proporcionan.

¿Cómo saber cuál es el IVA que se debe pagar?

El pago que se pretende realizar estará determinado por Hacienda, comúnmente está unido con el cálculo de lo soportado o el repercutido, pero para todo esto es indispensable conocer qué porcentaje es el que puede llegar a cobrarse por los servicios que se están proporcionando, es decir se multiplicará el precio del producto por el porcentaje que está ofreciendo el servicio, el cual puede estar desde 4% hasta 21% pero todo dependerá del caso que se esté estudiando y lo importante cuanto se pretende cobrar por el equipo que esté a la venta, los dos IVAS se calculan de la misma forma.

Después de realizar este procedimiento, se sabrá cuánto es lo que se pueda estar cobrando a los clientes a los que se les está prestando u ofertando dichos bienes, siendo este punto el determinador para identificar si es viable o no realizar la obtención de los servicios que se desean conseguir.

5/5 (1 Review)

Dejar un comentario