Empresas

Importancia y características de la información financiera

información financiera

La información financiera es toda aquella de interés general para la empresa y abarca una serie de datos relacionados con las cargas crediticias, el saldo de las cuentas y demás indicadores importantes que determinan la gestión de un negocio. Todo esto, es relevante para efectos de facturación, solicitudes de crédito y préstamos.

Estos datos, que ciertamente son esenciales para la organización, permiten que se puedan afianzar nuevas oportunidades de negocio, mientras se van consolidando las relaciones comerciales con los clientes, gracias a los excelentes indicadores de gestión.

De acuerdo con la densidad de los informes, estos fundamentos pueden abarcar diferentes aspectos que pueden estar vinculados o no con las metas de la organización. En muchos casos, esta información es revisada exhaustivamente al momento de solicitar créditos o préstamos, en vista de que las cuentas son objeto de escrutinio, justo al iniciar con el trámite.

De hecho, la toma de decisiones se sustenta en los datos financieros de la empresa y a menudo, rigen el rumbo de las operaciones medulares, a fin de conducir al éxito y al fortalecimiento de las finanzas. Entre las características de la información financiera, está que básicamente se rigen por una estructura de posiciones que se apoyan en el desempeño de la empresa.

Al plasmarse formalmente en un registro, cada dato se organiza de tal manera que pueda interpretarse con facilidad. Por lo tanto, en cada apartado, se coloca una descripción de los indicadores, seguido del análisis por parte de los representantes de la gerencia.

Justamente, el objetivo de la información financiera es ofrecer en detalle un panorama sobre la situación monetaria de la empresa, esto incluye el manejo del flujo del efectivo y las utilidades, en aras de que todos los integrantes de la misma y los clientes se encuentren satisfechos con los resultados.

Así mismo, contempla todo lo vinculado con la administración de los recursos, el estado de los activos y demás indicadores que permiten que los directivos de la empresa puedan anticiparse a los futuros flujos de efectivo, aparte de evaluar nuevos escenarios de apertura y de inversión con total seguridad.

Generalmente, este tipo de informes están sujetos a una serie de normas, lo cual permite que los datos sean más digeribles y que de ellos se obtenga mayor utilidad. Por lo tanto, la normativa contable establece una serie de medidas estándar que son esenciales.

¿Qué es la información financiera y para qué sirve?

Principios contables

Al momento de levantar los informes financieros, existen una serie de categorías cualitativas que facilitan el análisis de los indicadores. Entre ellos, podemos mencionar:

La confiabilidad

Toda información contable debe estar lo más presentable posible, sin errores de ningún tipo y siempre permanecer apegada a la realidad. De esta manera, todas las transacciones deben estar reflejadas transparentemente, sin vicios ni manipulaciones. Exactamente, cada dato debe estar representado, sin márgenes de duda o incertidumbre.

La pertinencia

Todo lo que se encuentre reflejado en los informes financieros de la empresa, debe ser relevante para efectos de la toma de decisiones. Por ende, los indicadores inciden en la actuación de los usuarios vinculados con el entorno económico. En caso de que se necesiten datos adicionales, deben consignarse aclaratorias para responder a las omisiones o a la ambigüedad.

La comprensibilidad

Todos los datos que se plasmen en el informe contable de un negocio, deben ser claros y concisos. Todo, con el fin de que quienes lo reciban, puedan entenderlo y conocer en profundidad cuáles son las actividades comerciales a las que se dedica la empresa, además de su ciclo económico. Incluso, colocar notas a pie de página puede ser de mucha ayuda para aclarar el estado financiero.

La comparabilidad

Toda la información de tipo financiera que se consigne con respecto a una empresa, debe ser comparable en función de otros ciclos contables, esto con el objetivo de medir tendencias, indicadores de desempeño y analizar las diferentes posiciones financieras que ha ocupado la organización.

información financiera de una empresa

La puntualidad

Al igual que cualquier otra actividad que se ejecute en la empresa, la puntualidad es un elemento determinante. Así que, los directivos de la empresa y las personas involucradas deben exigir que la información financiera se entregue a tiempo, en los lapsos establecidos.

Una vez que ya hemos explicado estos criterios, es prudente recordar que los datos financieros permiten evaluar cuál ha sido el rendimiento de la empresa durante todo el año, puesto que al prever sobre futuros escenarios, se puede revalorizar el capital.

Quienes sepan interpretar un informe financiero correctamente, pueden sacarle provecho a las variaciones del mercado, afinando las potencialidades del negocio para llamar la atención de nuevos socios y accionistas. A su vez, se puede evaluar por qué la competencia se mantiene posicionada por tanto tiempo, aunque las condiciones del entorno sean adversas. Las tendencias marcan la pauta para el diseño de estrategias financieras.

Por consiguiente, muchas organizaciones han logrado estabilizarse implementando novedosos sistemas de información financiera, los cuales facilitan el registro y el análisis de los datos para reforzar la gestión y orientar la toma de decisiones gerenciales.

A través de un sistema de soporte, se puede dar cumplimiento a los objetivos de la empresa, optimizando el manejo de los recursos. En tal sentido, apelando a algunas herramientas como el comercio electrónico, se analiza mejor el mercado de valores y sus correspondientes fluctuaciones, estudiando bases de datos mundiales.

Por último, acudiendo a nuevas metodologías financieras, es prudente asegurarse del nivel de los fondos de la empresa con relación al pago de los compromisos adquiridos, el aprovechamiento de los excedentes para consolidar importantes inversiones, evaluar la rentabilidad en la línea de productos, precisar cuáles son los clientes potenciales, los puntos álgidos en la organización, determinar qué le corresponde como dividendo a cada inversor y finalmente, especificar cuál es el tope de la deuda a la que puede hacer frente la empresa.

Para que exista fluidez, evidentemente debe prevalecer el orden al presentar la información, registrando cada dato en tiempo real, bajo el soporte digital. Para ello, deben incluirse el presupuesto operativo anual, el capital inicial con sus informes de trabajo, la contabilidad y las predicciones relacionadas con el flujo de caja.

Anticipándose a los hechos, un gerente puede tomar posición acertada ante nuevas transacciones y alianzas comerciales. En el estado financiero, deberá incluirse el balance general de la empresa, los resultados y el flujo de efectivo. Describiendo el comportamiento de los activos y de los pasivos, es más fácil analizar el periodo contable.

5/5 (1 Review)

Dejar un comentario