Empresas

Cómo se calculan los gastos fijos y se diferencian de los variables

gastos fijos, que son y como calcularlos

Los gastos fijos son aquellos costos que una empresa tiene que invertir de forma regular, pero estos no tienen que ver con la producción o los ingresos ya que son independientes. Abarca todos aquellos costos que son normales para la compañía. Éstos pueden ser desde los impuestos, contratos, alquileres, o los salarios fijos de los empleados.

Cuáles son los gastos fijos de una empresa

La principal característica es que estos no sufren cambios considerables, independientemente de las operaciones de producción de una empresa. Sin importar si aumentan o disminuyen los volúmenes de producción, los gastos fijos se mantienen en un mismo rango al contrario de los costos variables.

Para diferenciar un gasto fijo de uno variable hay que preguntarse qué gastos en particular causarían que la empresa cesase su producción; o afectaría algunas de las principales actividades. Si la compañía ya no incurre en el costo, lo más probable es que sea un costo variable.

Son destinados usualmente a las necesidades básicas que tiene una empresa durante un mismo periodo de tiempo. Estos gastos pueden ser por un concepto de alquileres, salarios administrativos, pagos de préstamos, arrendamiento y cualquier gasto necesario para el negocio. Estos se convierten en gastos cuando mensualmente, o trimestralmente, la empresa tiene que hacer la misma inversión; dado que le ofrece beneficios o son necesarios para continuar funcionando.

Para algunas empresas, estos gastos pueden afectar los márgenes de ganancia a corto plazo. Se puede usar de ejemplo al respecto aquellas inversiones relacionadas con equipos especializados, en dado que tienen un uso limitado en garantía de tiempo y dependiendo en que se emplee.

También se pueden tomar de ejemplo los gastos que son  fijos y que son destinados a usarse en material de oficina, tales como los equipos de computación. Estos estarán activos por un período ilimitado dado, ya que el constante avance de las tecnologías obliga a que estos equipos sean reemplazados. Estos tipos de gastos mencionados anteriormente, en los informes de contabilidad, aparecen como si fuesen pagos mensuales por préstamos o gastos de depreciación.  No obstante, inciden en el desembolso del capital de una empresa. Por ende, afectan los márgenes de ganancia.

Para tener un buen manejo de este tipo de gastos en una empresa, es necesario entender los costos en que se incurren usualmente para administrarlos de una forma el más efectiva. También son considerados como gastos fijos los gastos generales de fabricación. Se trata de gastos que están relacionados con bienes no inventariables, tales como los pagos de algunos servicios, igualmente el alquiler de equipos necesarios para esa producción.

todos los gastos fijos de una empresa

Cómo se calculan

Para calcularlos para un período hay que sumar todos los gastos que se describan que ocurrieron durante ese lapso.  Tanto estos, como los gastos variables, se combinan para evaluar los costos totales de una empresa. Cuando hay altas cifras en el primer caso, eso quiere decir que la demanda de una producción; así como los ingresos han hecho que suceda puesto que es necesario mantener la rentabilidad.

Cualquier decisión importante, o táctica comercial, depende de los resultados que arrojen los costos generados. Tienen un impacto considerable, tanto a corto como a largo plazo en consideración de los costos. Los ingresos o egresos por producción, y venta, tienen un impacto en el costeo directo en los valores de costes.

Los gastos fijos y la contabilidad de una empresa

Para poder tener la contabilidad de una empresa en orden, y en regla, es probable que los gastos físicos sean incluidos y considerados como parte de los costos totales de producción. También en los costes de bienes vendidos. Este proceso, llamado contabilidad por absorción, se hace para garantizar que el reporte final tenga como resultado la combinación precisa de todos los costes relacionados durante un período; incluyendo los costes relacionados con las ventas.

Usualmente los gastos fijos de una empresa están relacionados con cualquier inversión hecha en una propiedad como en beneficios para el personal. Son costos que no cambian cuando los volúmenes de ventas o producción aumentan o disminuyen. Esto se debe a que no están directamente asociados con la fabricación de un producto o la prestación de un servicio. Como resultado, los costos fijos se consideran costos indirectos.

Si una empresa depende del alquiler de un espacio, esto representa un gasto fijo. Es un gasto que se debe pagar mensualmente dado que la empresa está utilizando esta área. Esta espacio fijo en alquiler debe ser aprobado, independientemente que esté lleno de algún inventario, o sí la empresa mantiene constantemente ese espacio vacío.

como calcular los gastos fijos

Clasificación entre gastos fijos y gastos variables

Los  costos variables son más relevantes para las decisiones de producción que los costos fijos. Por ejemplo, cuando se toma la decisión  entre mantener los niveles de producción de manera constante o aumentar la producción; los valores que afectan esta decisión serán los gastos variables de las unidades de producción. Estos no están relacionados con las operaciones  que no pueden modificarse. Por ende, no cambiarán a causa del nivel de producción.

Algunas empresas deciden tener la mayoría de sus gastos como fijos; ya que pueden ser más fáciles de presupuestar y representan una presión menor para sus finanzas generales. Se pueden realizar de diferentes formas como cuando se hacen los pagos por servicios de Internet y de servicios de telefonía fija; los cuales pueden tener costos variables si los paga de manera prepaga. Sin embargo, cuando se mantienen pagos mensuales o trimestrales; estos se pueden considerar gastos fijos.

Los departamentos de administración de las empresas suelen utilizarlos para basar los presupuestos y los cronogramas de producción. Como una empresa no puede deshacerse de sus costos establecidos, es necesario fabricar y vender una cantidad considerable de productos durante un período. Esto se hace con la intención de obtener ganancias y cubrir los gastos. Una buena administración aprovechará el momento de equilibrio  donde los ingresos de un período son iguales entre los gatos fijos y los gastos variables. Es entonces cuando la empresa comienza a producir beneficios.

5/5 (1 Review)

Dejar un comentario