Empresas

Gastos de Organización de una empresa. Clasificaciones

gastos de organización

Los gastos de organización se definen como los costos relacionados a la inversión inicial que se debe de hacer para crear una empresa. En estos, usualmente se incluyen todos los costos de organización que se necesitan desde los honorarios legales hasta los de promoción. Se refieren a los gastos que se generarán durante la formación y lanzamiento de un negocio al mercado.

¿Cuáles son los gastos organizacionales de una empresa?

Cuando se está planificando crear un negocio los encargados y propietarios deben de reunir el suficiente capital que emplearán para su iniciación. Uno de los primeros pasos de reunirse con uno o varios abogados, quienes les ayudaran a redactar los documentos legales que validarán la legalidad de la empresa.

La mayor parte de los gastos deben de ser empleados en la redacción de documentos que establezcan cuáles son los acuerdos que hay entre accionistas y socios. Se debe de dejar en claro cuáles son los porcentajes sobre las acciones y la propiedad; así como también porcentajes relacionados con la participación en los beneficios. Una vez realizados estos pasos, se puede presentar toda la documentación ante la organización gubernamental. Esto es necesario para solicitar la licencia comercial que permitirá que la empresa empiece con sus labores.

Los gastos de organización estarán destinados a pagar honorarios legales y honorarios relacionados con los impuestos. Usualmente, no se requiere que las empresas tomen grandes deducciones en el primer año de negocios. En cambio, las deducciones tienen una extensión por un tiempo mayor.

Los gastos de organización dependen de cualquier cantidad de dinero que se tenga disponible al instante; ya que es difícil determinar cuáles serán los beneficios a futuro o cuáles serán los ingresos. En el caso de que se disponga de una gran cantidad de gastos de este tipos, estos serán cargados a los informes financieros de la empresa.

Clasificación de los gastos de organización

Por una parte, estos gastos pueden estar relacionados con el proceso de formación de una empresa, mientras que otros están relacionados con el funcionamiento de la misma. Podemos de usar de ejemplo aquellas empresas que requieren pagar honorarios abogados para poder hacer su registro como una corporación legalmente establecida. En este caso, se decide emitir acciones o bonos las condiciones que generarán también se considerarán como parte de los costos de organización.

Es posible clasificar estos costos como parte de los activos en un balance general, cuando esto se hace se eligen amortizarlas en plazos de 5 años como mínimo, según las reglas contables. Solamente serán considerados como gastos de organización aquellos que cumplan las siguientes reglas:

  • Deben estar asociados al proceso de creación de la compañía.
  • Serán cargados a una sola cuenta con todo el capital es disponible.
  • Si se determina que la empresa tendrá una estabilidad económica proyectada los siguientes años, tras gastos que se amortizarán incluso durante el primer año fiscal, sí se está utilizando efectivo y no necesariamente estos gastos serán pagados ese mismo año.
  • Los gastos solo se tomarán en cuenta hasta el final del primer año fiscal desde que la compañía está en funcionamiento

Clasificación de los gastos de organización

También, se consideran gastos de organización todos los costos que genera la publicidad necesaria para que el negocio empiece se ser reconocido. También, los sueldos que se le pagan a los instructores y la capacitación para los empleados. En la empresa bien organizada se requiere la capacitación de los empleados.

Igualmente, entran en esta categoría los viajes y gastos que se pueden generar durante la fiesta de nuevos distribuidores. Toda acción que necesite financiación, para poder encontrar nuevos clientes, se puede considerar como tal. Algunas empresas que emplean a consultores y ejecutivos que ofrecen servicios profesionales, que ayudan a cimentar los comienzos de una empresa, deben incluir esta partida en sus gastos organizacionales.

Cuando se hacen investigaciones que buscan la adquisición de un comercio, o un negocio, con el fin de manejar una empresa que ya previamente había sido establecida, también se incluye en estos gastos. La búsqueda de negocios potenciales que pueden ayudar a otra empresa personal es una buena forma de ingresar y adquirir bienes potenciales. Puede que sea necesario invertir en investigar en instalaciones, aporte, suministros, mano de obra y estudio de mercados, todos ellos son auditorías diseñadas a decidir cuáles son las mejores acciones.

Cómo administrar adecuadamente los gastos de organización

Durante el inicio de un negocio sea individual o en organización, las deducciones pueden calcularse erróneamente y cuando esto sucede los resultados son negativos. Es importante realizar los cálculos de todos los gastos en los que se incurrirán. Es necesario investigar todas las reglas y leyes para evitar multas o la generación de intereses.

Es importante no capitalizar estos gastos, ya que se considera como un engaño o una estafa, se tiene que tener en cuenta que las deducciones que solo se pueden utilizar cuando se ha cerrado un negocio o se ha vendido. Todas las actividades que se realizaron con fines de lucro para poder generar ingresos antes del día en que se comienza a laborar en una empresa de forma legal, pudiesen ser deducibles si estos son financiados por un negocio que ya existe.

Por ejemplo; algunas compañías deciden invertir en costes en la compra de franquicias o licencias para un negocio que son parte de los costes iniciales. La inversión que se realizará en ciertos distribuidores pueden ser deducibles si los artículos que se van a adquirir tendrán un papel muy importante en el negocio

Ahora bien, no se consideran gastos de organización el dinero que se ha destinado en los intereses. Tampoco se pueden incluir activos depreciables a los que se pueden relacionar algunos vehículos, maquinaria o bienes muebles de bienes raíces. Según las reglas de contabilidad, los gastos que acabamos de decir se pueden amortizar con el paso de varios años mediante la depreciación de bonificaciones y la buena elección en gastos

Tampoco son gastos de organización aquellos costos que generaron la obtención de una licencia de bienes raíces o para poder calificar en una profesión. Las licencias tienen una duración ilimitada siempre cuando se paguen todas las tarifas. Lo mismo se puede decir de aquellas licencias relacionadas con poder trabajar en negocios de comida o bares, por ejemplo.

Dejar un comentario