Fiscalidad e Impuestos

Las ventajas de una factura simplificada

como modificar una factura enviada al sii

La factura simplificada es una excelente manera de recuperar el IVA (Impuesto al Valor Agregado). Se trata de una fantástica opción, sobre todo para los trabajadores autónomos. Por ende, reviste de gran importancia ya que se estima que un elevado porcentaje de la masa laboral española cae en esta condición. Sin más que agregar en esta breve presentación a este post,  invitamos a leer los párrafos que se presentan a continuación.

Algunas consideraciones preliminares sobre este tema

Antes de entrar de lleno en el asunto de la recuperación del IVA, vamos a explicar algunos conceptos importantes. Es de gran utilidad conocerlos y dominarlos, ya que de esa manera es más fácil comprender el proceso que describimos en este post.

  • Contar con una factura simplificada es un requisito indispensable para acreditar la realización de una compra, pago de un servicio o gasto en general. Por ello, es obligatorio tenerla para poder recuperar el Impuesto al Valor Agregado.
  • Igualmente, es indispensable que dicha factura esté registrada en la contabilidad para recuperar el IVA que se ha desembolsado.
  • Este derecho a recuperar el IVA es temporal. Solo se cuenta con un año de plazo para exigir a los proveedores que manden las debidas facturas.

El último punto es el que más genera problemas a la hora de hacer la petición de recuperación de los fondos del IVA.  Las personas no suelen exigir la factura cuando se trata de compras pequeñas. El asunto es que a lo largo del año se hacen muchas compras de este tipo y la suma de todas ellas da como resultado un monto elevado.

Con todo lo antes dicho ya explicado, resta ahora hablar propiamente de las facturas simplificadas.  Estas son documentos bastante simples que reflejan los datos esenciales de una transacción financiera. Vale decirse que rara vez se usan en la prestación de servicios. En general, se usan en ventas y quienes las emiten son establecimientos comerciales.

asiento resumen facturas simplificadas sii

¿Qué es exactamente una factura simplificada?

En primera instancia, vamos a tratar de esclarecer el concepto de una factura simplificada de manera bastante entendible. De manera llana, podemos aseverar que es la equivalente al popular “ticket de caja”. En buena medida, este documento recibe su apelativo gracias a que presenta los datos de la compra de manera muy sencilla y expedita. Como es de suponerse, ostenta un diseño y presentación mucho más simples que una factura normal.

¿Cuáles son los datos que entonces aparecen en una factura simplificada? En total, se abarcan seis (06) ítems. Estos son los que presentamos en la lista que se explaya a continuación:

  • En primer lugar, debe aparecer el número de la factura.
  • En segundo término, debe tener una fecha que permite catalogarla dentro de un determinado año fiscal.
  • Debe contener los datos identificados del emisor: el NIF,  los nombres y apellidos en el caso que se un particular, o bien la denominación de una determinada sociedad.
  • Un cuarto aspecto es la descripción de los bienes expendidos o de los servicios realizados que han generado ganancia.
  • El IVA que se aplica. Hay que recordar que hay distintos porcentajes para este impuesto.
  • Finalmente hay que indicar el importe total, el cual se refleja en la factura con la cobranza más el monto del Impuesto al Valor Agregado.

Sucede que toda factura simplificada debe contener los puntos antes descritos. La omisión de cualquiera de tales datos genera que la factura sea invalidada. Esto tiene como secuela que no pueda ser usada para recuperar el IVA. ¡Hay que estar atentos de que las facturas simplificadas tienen toda su información completa!

Los pasos para recuperar el IVA con las facturas simplificadas

Ahora llegamos a la parte práctica del presente texto. Nos corresponde decir a los lectores cómo pueden usar estas facturas para recuperar el IVA. Como primera recomendación al respecto, hay que agregar que junto a los datos anteriores deben aparecer los siguientes:

  • Los datos que quien recibe la factura: especialmente su NIF y su domicilio.
  • Las facturas han de acompañarse de un desglose completo de la cuota del IVA.

Estos datos son colocados por las personas o instituciones que desean hacer la petición de recuperación del pago del Impuesto al Valor Agregado. Es decir, las obligaciones de quienes emiten la factura se han descrito en el subtítulo anterior de este post. Por ende, los pasos que acabamos de mencionar corresponden a quien hace el trámite de recuperación tributaria.

ejemplo de como es una factura simplificada

¿Cuándo se emiten las facturas de tipo simplificadas?

Las grandes ventas, las transacciones de inmuebles y los montos elevados implican siempre una factura completa. Cabe ahora la siguiente interrogante: ¿cuándo entran en juego las facturas simplificadas? Al respecto, tenemos dos circunstancias iniciales:

  • Se suelen hacer facturas simplificadas cada vez que el importe no pase delo 400 euros. Este monto es con el IVA incluido.
  • Igualmente, se suelen usar estas facturas cuando el importe no supera los 300 euros, con el IVA incluido en transacciones que por lo general ya admitían el uso de tiques de caja.

Por otra, son bastante claras las actividades donde se usan las facturas simplificadas. Al respecto, damos algunos ejemplos a continuación:

  • En las ventas que son al por menor.
  • En los aparcamientos de vehículos automotores.
  • Servicios de peluquería y de belleza.
  • En el revelado de servicios de índole fotográfica.
  • Tanto en restaurantes como en sitios de comida rápida.
  • Cada vez que se pagan las horas de navegación web 
  • En los centros donde se hacen servicios de fotocopiado.
  • En los peajes apostados en las autopistas.
  • Tanto en las lavanderías como en las tintorerías.

En general, las facturas simplificadas se usan en sitios de compras cotidianas, donde la transacción se hace de manera muy rápida y a un coste relativamente bajo. Por lo general, en el lapso de un año se acumula una gran cantidad de estas facturas. Hay que acopiarlas para tener un registro administrativo bastante exacto.

No cabe duda que el tema de las facturas simplificadas es bastante importante. Sobre todo porque permiten recuperar el IVA, logrando de esta manera mejorar notablemente el performance gerencial y económico.

5 Comentarios

Dejar un comentario