Fiscalidad e Impuestos

Cuáles son los gastos deducibles en autónomos

ejemplo gastos deducibles autonomos

Como emprendedor y dueño de tu propia empresa, es probable que aún te genere confusión el tema de los impuestos, pues como autónomo debes apegarte a la legislación española y cumplir con la normativa para evitar ser objeto de multas y sanciones.

Al tener claro cuáles son los gastos deducibles, tu negocio dará pasos seguros, pues podrás desenvolverte como profesional sin ningún inconveniente, siempre y cuando cumplas con todos los requisitos exigidos por La Hacienda.

Con el pasar del tiempo, las reformas han incorporado nuevas categorías para deducir gastos, principalmente asociadas a la Seguridad Social, pero sujetas al tipo de empresa o contribuyente. Conserva siempre tus registros contables y los soportes para que el proceso de declaración transcurra con mayor fluidez.

Condiciones para deducir gastos

Generalmente, las autoridades españolas exigen los siguientes requisitos:

-Los gastos deben estar relacionados con la actividad económica que desempeñe el contribuyente. En ocasiones, es un asunto complejo determinar cuáles gastos son producto del trabajo y cuáles no, pues según la experiencia de algunos autónomos, hay cosas que requieren un uso laboral, mientras que otras ameritan un uso privado, la línea entre ambos extremos es muy delgada, por ello, deberás demostrar con tus soportes que dichos gastos son imprescindibles para desarrollar tu profesión.

-Todos tus gastos deben estar justificados, debes conservar cada factura, recibos, soportes bancarios, de manera de que puedas sustentar tus compras. No te olvides de pedir una factura cada vez que sea necesario.

-Otro aspecto fundamental es que tengas todos los procedimientos de tu negocio registrados en los libros de contabilidad, bien sea impresos o digitales. La Agencia Tributaria no exige un documento único, por lo cual con un archivo en Excel bastará.

-Los gastos deben estar imputados al ejercicio fiscal correspondiente, por ello, deben estar asociados al tiempo en que se hayan presentado.

Gastos deducibles en autónomos 2018

A los fines de ajustar tu balance mensual, existen una serie de costos vinculados con la vivienda, gastos médicos, dietas especiales o mantenimiento de vehículos que el contribuyente puede deducir. En tal sentido, algunas prestigiosas agencias se enfocaron en preparar un listado, para aportar información necesaria y simplificar el proceso de declaración.

En todo caso, apegados a las recomendaciones de los economistas, te orientamos en  que la deducción va a depender en gran medida de la actividad en la que te desempeñas como profesional. A continuación te explicaremos de forma detallada los aspectos en los que se puede enfocar un profesional de libre ejercicio:

Gastos generales fáciles de justificar

Son todos aquellos que con sentido común se pueden deducir, puesto que están ligados con la actividad profesional del contribuyente. Podría citarse como un ejemplo, el alquiler de un local, pago de gestores o la publicidad de tu negocio, incluso hasta el pago de la Seguridad Social de tus trabajadores o los cursos de formación y capacitación.

cuota de autónomos gasto deducible

Gastos de consumo

Se derivan del mantenimiento y de la producción. Por ejemplo: compra de materia prima, mercaderías, auxiliares, combustible, material de oficina, consumibles, embalajes, envases, entre otros.

Servicios de profesionales independientes

Por concepto de pago de asesores, auditores o abogados.

Teléfono corporativo

Si lo utilizas en el trabajo, se puede deducir el 50% del gasto.

Pérdidas por deterioro

Relacionadas con el valor del patrimonio, créditos generados por insolvencias o inmovilizado intangible.

Servicio médico-asistencial

Otros de los gastos deducibles del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) es la cobertura del seguro por enfermedad o asistencia médica. En este apartado, van incluidas las primas destinadas a los cónyuges e hijos en edad menor de 25 años. Según la normativa, el periodo máximo de deducción es de 500 años y la cantidad se extiende hasta 1500 euros en caso de que en el núcleo familiar haya una persona con discapacidad.

Dietas

Bajo condiciones especiales, la ley determina que se les puede descontar a los trabajadores 26,67 euros por gastos de manutención, con la única condición de que se efectúe durante los días hábiles de la jornada laboral. El requisito primordial para que se efectúe el descuento es que el pago se realice por algún medio electrónico o con cupones debidamente identificados.

Vehículos particulares

Si laboras por cuenta propia, puedes deducirte el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) de los gastos de tu vehículo personal. La ley establece que pueden deducirse al 50% el seguro, la gasolina, el estacionamiento, los peajes y demás costos originados por el mantenimiento, aunque si utilizas el vehículo sólo para el trabajo, se puede desgravar el 50% de lo que gastes en combustible. Así mismo, si utilizas un vehículo para el traslado de personas o mercancía, te puedes deducir todo el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA).

Vivienda

Si eres de los que trabaja desde su hogar, puedes descontar los gastos asociados con tu vivienda, entre ellos el servicio de agua, energía eléctrica, hipoteca (en caso de que la tengas), teléfono e Internet, esto situándose en un porcentaje deducible del 30%. Es muy importante que especifiques a la Agencia Tributaria qué parte de tu hogar influye en la actividad económica que desempeñas, pues es probable que el porcentaje por desgravación sea variable.

Viajes y traslados

Enmarcados en la actividad económica en la que te desempeñas, si utilizas el transporte público y te hospedas en hoteles, puedes anexarlo como un gasto.

Otros servicios

Aquellos originados por el desarrollo de proyectos de investigación, primas de seguros, relaciones públicas y servicios bancarios.

Gastos no deducibles

Por gastos no deducibles, se entiende que son todos aquellos relacionados con multas y sanciones impuestas por recargos o retraso en los pagos y donaciones, aquellos pagos hechos en “paraísos fiscales” y el Impuesto al Valor Añadido (IVA) que es deducible durante la declaración del tributo.

Los otros que tampoco son deducibles corresponden a las compras efectuadas en supermercados y adquisición de ropa. Los economistas resaltan que el derecho a la deducción del IVA expira a los 4 años, desde la fecha de emisión de la factura.

Como emprendedor, es común que tengas muchas dudas al respecto, por ello se recomienda conservar cada factura y soporte que justifique los gastos de tu empresa o negocio, pues al demostrar que están relacionados con la actividad económica que realizamos, son objeto de deducciones. Además, es vital que lleves al día y en orden todos los libros contables, en línea con lo pautado por La Hacienda.

2 Comentarios

Dejar un comentario