Offshore

¿Cuáles son las consecuencias del brexit y sus causas?

consecuencias del brexit

El Brexit es un término que se ha estado escuchando mucho en los últimos meses sobre un hecho que ocurrió a mediados del año 2016. No es más que la unión de la palabra Bretaña y la palabra exit (salida). Ello se debe a que por medio de un referéndum se pidió el votó a la población de Gran Bretaña para que votará a favor de abandonar la Unión Europea, la cual funciona como una asociación económica y también política entre 28 estados del continente cuya finalidad es crear integración. El resultado fue que más del 51 por ciento de la población votó a favor de la salida. 

Para que haya ocurrido este hecho tuvieron que suscitarse una serie de factores que fueron determinantes pero también después de ello se está observando una serie de consecuencias a las que se sumarán otras más a futuro. En este artículo, te explicaremos con mayor detalle tanto las causas como las consecuencias; así como las posibles repercusiones que tendrá para el resto del mundo en términos tanto políticos como económicos.

¿Cuáles son las causas del Brexit?

Algunos opinan que, por sobre todo, fueron las causas económicas  las que hicieron  que muchos ciudadanos decidieran esta opción. Diversas encuestas previas al referéndum demostraban que una gran parte de la población consideraba que, el modelo económico, no era del todo beneficioso, ni incluyente como se había prometido; y consideraban que no aportaba beneficios a la nación ser parte de la UE. Sin embargo, se observó que en Londres y otras ciudades centrales el voto en su mayoría fue a favor de la permanencia.

Hay una creencia generalizada por considerar que la permanencia en la Unión Europea solamente ha beneficiado a una parte de la población, sobre todo a sectores pertenecientes a la clase media a alta. Incluso; estadísticamente los más jóvenes fueron quienes dieron su voto favor para quedarse en la unión, en cambio la población de mayor edad votaron para salir de ella. Quienes poseen mejores empleos y mejor estabilidad económica, votaron para permanecer y por el contrario las personas con empleos menos beneficiosos o que están desempleadas votaron para estar fuera.

Los estados de la periferia, con excepción de Escocia e Irlanda del Norte, tienen población que considera que la distribución de los beneficios económicos no ha sido equitativa para todos, hay más globalización y mercado financiero además de servicios en el centro. Se puede afirmar que la clase media y alta estuvo más a favor de la permanencia a contrario de la clase más baja que votó en contra. Esta clase considera que ha sufrido de forma más directa las desventajas de este acuerdo.

Una de las causas para que se tomase esta decisión es el descontento que existe en parte de la población en relación al aumento de la inmigración. Desde hace un aproximado de diez años, a partir de finales del 2004 y principios del 2005, se ha contabilizado que al menos 2 millones de empleos han sido tomados por extranjeros. Esto ha ocasionado una tensa inestabilidad social por lo cual los ataques racistas han ido en aumento. La división social también repercute en la vida política del país y es por ello que los dos principales partidos empiezan a tener un fuerte discurso anti inmigración aunque con diferentes matices.

Políticamente, se observa que los en su mayoría la población considera que el país ha perdido su autonomía, el gobierno ha cedido ante los gobiernos de Alemania y de Francia. Las autoridades inglesas han perdido su potestad para tomar libremente acciones tanto en la tributación como en el déficit y en el endeudamiento público. Diversas decisiones han tenido que primero tener el aval de las autoridades de UE en Bruselas aun cuando fueron aprobadas dentro del gabinete.

consecuencias del brexit

¿Cuáles han sido hasta ahora las consecuencias que ha ocasionado?

Gran Bretaña al igual que el resto de otras naciones de Europa durante 43 años han sido parte de lo que se llama Unión Europea, pero esta relación se dio por terminada a partir del referéndum del 23 de junio del 2016. El movimiento denominado Remain, para seguir siendo parte de la EU, no pudo superar el 48 por ciento de los votos contra el 51 por ciento de quienes decidieron dar por terminado esta unión. Desde entonces ha reinado un ambiente de total incertidumbre tanto política como económica como social para el pueblo inglés.

Tanto David Cameron como Teresa May han tratado de tomar una posición conciliadora mediante una negociación que sea lo más neutral posible con la finalidad de dejar abierta la opción de un posible regreso a la UE en un futuro. El proceso de negociación se ha visto lleno de una serie de propuestas, que hasta los momentos han sido rechazadas por el congreso y que hasta ahora la primer ministro aún busca lograr su aprobación.

Se ha generado tensión en territorios que son parte de Gran Bretaña; pero que han mantenido una postura de neutralidad así como de negación a dejar de ser parte de la UE. Los territorios que insisten en volver a realizar otro referéndum son Irlanda del Norte, Escocia y Gibraltar, quieren tomar una decisión propia garantizando su autonomía.

La libre movilidad por todo el territorio que conforma la Unión Europea ha sido causa de descontento en la mayoría de los países y entre ellos se cuenta a Gran Bretaña. Se estableció este requerimiento en la búsqueda de propiciar integración internacional en términos de circulación de capital, servicios, bienes y tecnología. Aunque también se ha observado desconfianza en el libre tránsito de personas, que de otra manera serían limitadas para entrar.

Esta situación ha afectado al sector del turismo, ya que por su naturaleza tiende a ser más tolerante con el libre tránsito y la migración. Se generalizó el temor en toda la población al viralizar que Reino Unido tendría que abrir paso a más de 20 millones de inmigrantes para los próximos cinco años. Hay un rechazo hacia la población extranjera tanto desde el punto de vista económico como cultural, por ello las grandes empresas también se han visto afectadas dado a que se han visto en la necesidad de contener las alzas salariales para los extranjeros. Existe la la percepción (o realidad) de que los inmigrantes absorben a través de los subsidios parte de los impuestos pagados por los locales.

No solamente en Reino Unido, sino también en otros países de la UE existe la percepción de que hay un carácter centralista que carece de responsabilidad democrática. Si bien el centro administrativo de la Unión Europea se encuentra en Bruselas, este no es elegido de forma directa por un electorado que incluya a la ciudadanía. Además, el Parlamento Europeo no posee poder sobre las decisiones tomadas por Bruselas.

¿Qué le depara en un futuro a Gran Bretaña después de que acabe este proceso?

Hay varios posibles escenarios que le deparan a Gran Bretaña que afectarán en menor o en gran medida su relación con el resto de Europa y el mundo. Muchos expertos tanto en economía como en ciencias políticas que posiblemente Gran Bretaña se decante por tomar un modelo de integración similar al que poseen Islandia o Noruega. Se puede proceder a tener una serie de convenios bilaterales que busquen crear beneficios sobre todos financieros para la nación en comparación a como sucede en suiza.

Igualmente, se cree en la posibilidad de que la nación se una a la Organización Mundial de Comercio con la finalidad de reducir la pérdida en el mercado único. Hay un clima de incertidumbre para la nación, tanto a medio como a largo plazo. Lo que sí es posible es que la libra se empiece a depreciar y posiblemente se observa una baja en el PIB en 3 por ciento, déficit comercial y fuga de capitales. En cualquier caso sin saber con certeza cómo vaya a suceder, Londres dejará de ser uno de los centros financieros del mundo.

Lo más importante a resaltar es la posibilidad de que Europa vuelva a ser estados soberanos independientes, lo cual daría por terminado el proceso de integración que para muchos trajo beneficios. Sin embargo, algunos expertos consideran que este posible escenario se encuentra muy en el futuro o simplemente sería difícil que ocurriese. Las características de la actual economía de mercado imponen los procesos de integración. Hay que considerar que la expansión internacional del sector financiero así como los grandes procesos de producción integrada en los sistemas internacionales y el desarrollo tecnológico es un sistema difícil de dar por terminado.

Se ha observado una gran cantidad de manifestaciones públicas tanto a favor como en contra de lo que está sucediendo, lo cual genera intranquilidad e incertidumbre en la vida diaria de los ingleses. Las negociaciones y las noticias que generan acaparan los titulares de noticieros y periódicos, hay un constante proceso de renegociación. A nivel internacional la imagen que está proyectando la UE ha puesto entredicho que realmente traería beneficios a todo el continente asociarse tanto económica como políticamente. Ha quedado en evidencia que existen problemas de orden democrático, restricciones y la implementación de flexibilidad en tomas de decisiones.

0/5 (0 Reviews)

Dejar un comentario