Trabajos

¿Se puede cobrar el paro en el extranjero?

cobrar el paro en el extranjero

Si te has planteado buscar nuevas oportunidades de empleo en el extranjero, pero no quieres renunciar a perder la posibilidad de seguir cobrando el paro hay diversas opciones que puedes utilizar a tu favor.

Recuerda que siempre debes tratar de realizar todos los trámites a tiempo y que, además, a algunas personas ya no les dan la oportunidad de seguir cobrando por no hacer las cosas correctamente. Por ello; en este artículo te explicaremos a detalle en qué consiste, cuáles son los requisitos que debes cumplir y cuales pasos puedes realizar para seguir cobrando aun cuando te encuentres en el extranjero.

¿Cuáles requisitos hay que cumplir para poder optar a cobrar el paro?

En España, y en otras naciones del mundo, se utiliza una forma de ayuda social que beneficia a aquellas personas que se encuentran desempleadas. Cuando se menciona que se está cobrando el paro específicamente se refiere a una cantidad de dinero determinada, que el gobierno permite a los ciudadanos que hayan solicitado este tipo de ayuda. Si bien este puede ser cobrado, y debe ser renovado, cada cierta cantidad de tiempo siempre y cuando el solicitante pueda comprobar que requiere de esta ayuda.

Para poder optar por una prestación o subsidio por desempleo en España, se puede hacer realizando una solicitud formal en las oficinas del seguro social; y en caso de que te marches al extranjero, debes también notificarlo. Sin importar que tan corto, o largo, sea el tiempo de la estancia fuera del territorio nacional; debes, por obligación, enviar una comunicación con toda la información correspondiente. Es importante realizar este proceso; dado a que si la administración se entera de ello, pueden imponer cualquier tipo de sanción económica; como devolver el pago, o perder este derecho de por vida.

La posibilidad de poder seguir cobrando el paro, aun cuando te has traslado al extranjero, y has conseguido un trabajo, se debe a varios factores. Para empezar; no existe un control que sea muy estricto, aunque la posibilidad de que seas uno de los que atrapen sigue siendo posible, en cuanto a quienes pueden o deben seguir cobrándolo; y eso es algo que algunas personas han podido saber aprovechar. Por otra parte, cada paso en los trámites que debes realizar hay que hacerlos de forma oportuna.

¿Qué trámites hay que realizar si te encuentras en el extranjero?

Recuerda que para poder seguir cobrándolo; debes haber enviado una solicitud de demandante de empleo con un tiempo de anticipación de al menos cuatro semanas. Solo puedes realizar esta acción si te trasladas a otra nación que también forme parte de la Unión Europea, o a Suiza. Podrás seguir realizando el cobro en un tiempo máximo de 90 días, con posibilidad de renovar la solicitud por otra misma cantidad de tiempo.

Lo más importante que no debes olvidar es solicitar y rellenar el formulario llamado U2, éste se puede conseguir en el oficina de empleo; después, cuando ya te hayas trasladado, tienes que buscar una oficina que sea parte de la seguridad social, o institución similar en el país destino. En esta oficina, entregarás una copia del formulario, dentro de un periodo máximo de siete días a partir de tu llegada. Cuando realices este paso, te estarás inscribiendo en la lista de demandantes de empleo de ese país, así tendrás la oportunidad de que te llamen cuando haya una oferta de trabajo disponible, según tu perfil.

Otra opción que tienes es la posibilidad de parar el proceso de prestación para que puedas renovar la solicitud después y no ganarte una multa. El primer paso es visitar la oficina de servicio de empleo para que comuniques que quieres realizar dicha acción dado a que vas a viajar al extranjero sea por razones laborales o por estudios. De esta manera cuando vuelvas podrás reanudar con esta solicitud y no perderás el derecho a cobrarlo dado a que no cometiste ninguna infracción. Podrás continuar con el proceso sin requerir presentar ningún tipo de justificante.

Esta última opción debes considerarla; ya que no necesariamente te va a ir bien en el extranjero, o simplemente solo puedes mantenerte por un tiempo limitado. De esta manera; cuando vuelvas tendrás la oportunidad de renovar la prestación, y tener al menos un ingreso, mientras consigues algún empleo. Si vuelves más de un año después; sí tendrás que presentar un justificante que demuestre que estuviste en el extranjero, sea trabajando o estudiando. Al no realizar este proceso; perderás el chance de poder seguir cobrando.

Para dejarlo en claro, y no queden dudas, el cobro del paro en el extranjero solo se puede hacer si te trasladas a uno de los países pertenecientes a la Unión Europea o a Suiza. La paralización del cobro lo puedes realizar dentro del territorio nacional; o incluso en cualquier país que te traslades independientemente si está anexo a la UE.

Si tu estancia en el extranjero no excede más de 15 días no habrá problemas legales a los cuales incurrir. Es posible estar un tiempo fuera sin que sea necesario notificarlo, sin que la percepción de la ayuda sea negada. Sin embargo, te recomendamos estar siempre comunicado con la oficina de empleo, para que siempre tengas sellada tu demanda dentro del tiempo establecido. Si este tiempo excede los 15 días sin que lleguen a ser tres meses, continuos o la sumatoria total del tiempo fuera en todo el año, el cobro del paro será automáticamente suspendido aunque se puede reanudar cuando vuelvas a España.

Si te has marchado al extranjero por un tiempo que excede los tres meses o 90 días, deberás realizar una notificación por escrito. Deberás indicar las fechas correspondientes a la fecha de salida y de regreso, además de justificar la razón sea por trabajo, estudios o turismo. Al no realizar este proceso, la prestación ya no será una opción para ti. Para que puedas reanudar el cobro del paro, tiene que haber una justificación de por medio y la estancia no debe superar más de un año. Podrás continuar a partir del día en que regreses si lo tramitas dentro de los 15 días a partir de la fecha.

cobrar el paro en el extranjero

Algunos consejos útiles para no perder la oportunidad de seguir cobrando el paro

Te recordamos que si eres una de las personas que son pilladas realizando esto, que en teoría va contra la ley, puede ocasionar diversos problemas tanto legales como económicos. En primeras instancias, se suele solicitar que la persona deje de poder cobrar esta ayuda social de forma permanente o durante un periodo. En algunos otros casos, según lo dicte un juez encargado del caso, se puede solicitar que la persona devuelva la suma completa de toda la cantidad de dinero que haya sido cobrado. Por supuesto que esto queda dentro de tu registro.

Puede que te retires un tiempo en el extranjero, no solo para conseguir trabajo, sino también para poder cursar estudios o porque por una temporada vas a estar de vacaciones. En cualquier caso; procura que tu estancia afuera no supere el tiempo de seis meses o 180 días consecutivos, para que puedas renovar esta solicitud a tiempo o puedas solucionar cualquier imprevisto con mayor facilidad.

En caso de que sea una persona que no cuenta con la nacionalidad de ninguno de los países pertenecientes a la Unión Europea, y tienes condición de ser residente, puedes solicitar esta ayuda. Se puede cobrar como un único pago que sea fraccionado en dos partes. Para ello, tiene que comprometerse a no regresar o intentar a entrar en territorio español para realizar ningún tipo de actividad laboral dentro de un periodo de tres años.

Tras realizar esto, se puede cobrar y después hay un periodo de 30 días en el cual es posible marcharse o personarse en la sede consular diplomática de la nación. Finalmente se puede recibir la segunda parte del pago. Una vez que hayan pasado los tres años; se puede volver a solicitar mediante la expedición de una autorización.

En caso de que posean la nacionalidad española y el país en el que estuviste no es parte de la Unión Europea, o es Australia o Suiza, puedes de nuevo cobrar el paro aun cuando excediste el año de residencia afuera. Se te considerará como emigrante retornado, igualmente aplica para quienes no trabajaron dentro del lapso de seis años anteriores a la fecha de regreso.

Puedes preguntar en la oficina de empleo más cercana si eres candidato a la renta activa de inserción, la cual no aplica a todos los casos. También si fuiste una de las personas que trabajo en el periodo de seis años antes de la marcha puedes cobrar una prestación por desempleo si en total tienes cotizado 360 días. También, hay otro tipo de subsidio que se puede cobrar su antes de marcharte cotizaste entre 90 y 359 días.

En todo caso, puedes seguir cobrando el paro siempre y cuando justifiques tu visita a otro país por causa de buscar un trabajo. Por ello, se puede exportar este cobro, dentro de un periodo no mayor de tres meses y debes estar inscrito como demandante con una antelación de cuatro semanas en la oficina de empleo en España. A partir del primer mes se puede realizar este trámite del traslado, después cuando llegues tienen siete días para inscribirte allí. Esta opción no sólo está disponible para los españoles, también podrán ejercerla los extranjeros siempre que acrediten el permiso de residencia y/o trabajo en el país de destino.

0/5 (0 Reviews)

Dejar un comentario