Empresas

Características de la cadena de valor de Porter

cadena de valor de Porter

Por cadena de valor de Porter, se entiende una serie de actividades que se realizan en una organización, perteneciente a un sector específico, lo cual comprende la adquisición de la materia prima, la entrega y distribución de los productos en el mercado potencial.

Fue en 1985, cuando el investigador Michael Porter sacó a la luz este concepto, con la intención de aportar una visión amplia sobre el proceso de cada compañía. Concebidas como un sistema, las empresas trabajan en función de ofrecer productos y servicios. De este modo, las organizaciones pueden examinar sus actividades y evaluar cómo éstas se encuentran conectadas.

Y es que toda estrategia competitiva, se sustenta en la creación de valor agregado. Visto de esta manera, un sistema está integrado a la vez por subsistemas, donde se registra material de entrada, procesos de transformación y finalmente, los productos salientes. Por lo tanto, intervienen una serie de recursos que se adquieren y se consumen, como por ejemplo, la mano de obra calificada, el dinero, los materiales, equipos, la infraestructura requerida, bien sea terrenos  o edificios, aparte de la gestión y la administración.

En la fabricación de los productos, se debe seguir un orden específico para ejecutar cada actividad, esto sujeto a una cadena que añade aún más valor. De acuerdo con Porter, mientras más valor se genere y se acumule en una empresa, se incrementa el nivel de rentabilidad y por supuesto, se gana terreno al obtener ventajas competitivas, pues se atraen mucho más clientes.

Elementos de la cadena de valor

La cadena de valor de un producto se rige por una serie de actividades que explicaremos en este artículo. En síntesis, la fortaleza se enfoca en los sistemas y en la transformación de los insumos en productos, teniendo como meta, la satisfacción de las necesidades de los clientes, lo cual viene a ser prioridad antes que el desempeño de los departamentos y los gastos asociados con la contabilidad.

De tal manera que, es común que las empresas se guíen por procesos que involucran actividades principales y de soporte, todas inmersas en la fabricación de un producto o en la oferta de valiosos servicios. Las principales están relacionadas con la producción, el volumen de las ventas, el mantenimiento y las de soporte tienen que ver con la infraestructura financiera, la gestión de personal, las compras y el desarrollo tecnológico, así que pueden estructurarse de la siguiente forma:

Actividades principales

Logística (de entrada)

Implica todas las operaciones vinculadas con la recepción, el almacenamiento y la distribución de la materia prima a nivel interno. Un factor clave que añade mucho más valor, es la relación que se mantenga con cada uno de los proveedores.

Operaciones

Son todas aquellas actividades que se realizan para transformar en productos la materia prima, a fin de proceder con la venta a los clientes. En este punto, lo que genera valor son los sistemas de operación que tenga la organización.

Logística (de salida)

Se relaciona con todas las actividades destinadas a entregar los productos o servicios a los clientes. Acá se conjugan una serie de elementos como los sistemas de recopilación, el almacenamiento y la distribución, bien sea internos o externos.

cadena de valor de Porter

Mercadeo y ventas

En este proceso se toma en cuenta la persuasión, con el fin de estimular la acción de compra, situando a la marca por encima de la competencia. El valor está asociado con los beneficios que el producto o servicio ofrece a sus clientes y la manera en que se comunican las ventajas diferenciales.

Servicio

Es el conjunto de actividades que guardan relación con el hecho de mantener el valor de los productos en los clientes, incluso después de haberlos adquirido.

Actividades de soporte

Con la finalidad de apoyar las actividades principales, suelen ser diferentes y se distribuyen en los procesos principales.

Gestión de recursos humanos

Este proceso involucra la contratación de personal, al igual que la captación, la capacitación y la motivación, por lo cual se otorgan incentivos para conservar a los mejores trabajadores. El talento humano es una gran fuente de valor y las prácticas que tenga el recurso humano constituyen grandes ventajas frente a la competencia.

Compras

Es una operación medular que realiza la organización con el fin de obtener lo necesario para producir. Esto incluye la capacidad de negociar los precios y de establecer relaciones con nuevos proveedores que sean de interés para el desarrollo del negocio.

cadena de valor de Porter

Desarrollo tecnológico

Gerenciar y procesar la información se sustenta con el manejo de la tecnología. Al minimizar los costos se suma valor, mientras se busca la manera de mantener a la empresa en sintonía con los nuevos cambios tecnológicos, con miras hacia la excelencia.

Infraestructura financiera

Es el soporte fundamental de una compañía y permite que se garantice la continuidad de las operaciones. Las organizaciones se benefician con una estructura contable, general y legal.

Importancia de la cadena

Cómo hacer una cadena de valor depende de los criterios antes mencionados, pero debes tener en cuenta que al elaborarla, puede incidir en los costos y en las ganancias de la empresa. Comprender a cabalidad las fuentes de valor es determinante para alcanzar el éxito y conducir la gestión gerencial por el camino indicado. La planificación estratégica debe estar a la vanguardia de los nuevos cambios, así que no debe subestimarse el poder de esta herramienta al efectuar los respectivos análisis.

Una cadena de suministro puede tener su propia cadena de valor, al igual que una red de distribución. Al conocer con exactitud a la competencia, se puede evaluar aún mejor el entorno bajo este enfoque sustentado en el valor. Un sistema de valores puede ser de gran utilidad, pues este generaliza la industria con base en su interacción, tomando en cuenta el valor de los proveedores, el de la empresa, el de los canales de distribución y finalmente, el de los clientes. Esta sería una alternativa para prescindir de los intermediarios y diseñar nuevos modelos de comercialización.

Al cruzar esta metodología con otras técnicas, podría efectuarse, además una matriz FODA, en función de detectar las fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas de una compañía. Esta información aportaría más valor con el fin de medir el rendimiento, analizar los riesgos y el comportamiento del mercado.

5/5 (1 Review)

Dejar un comentario